El papa Francisco y un insólito episodio con una niña que quería conocerlo

La pequeña de 3 años le quitó el tradicional solideo blanco, aunque luego se lo devolvi
El papa Francisco es reconocido por su cercanía con los feligreses católicos. En cada una de sus presentaciones alrededor del mundo, el sumo pontífice deja que la gente se acerque a saludarlo, pedirle por sus seres queridos o simplemente verlo de cerca. Sin embargo, a veces se generan situaciones insólitas.

En un encuentro con la gente de la ciudad de Atlanta, Estados Unidos, Francisco fue sorprendido por una niña de tres años que, en el momento en que se acerca a saludarlo, le quitó su característico solideo blanco de la cabeza. El papa inmediatamente reacciona con una sonrisa y saluda a la pequeña.

"Ella estaba un poco nerviosa por conocerlo", dijo el padrino de la niña al medio británico The Independent, aunque reconoció que "perdió la vergüenza bastante rápido".

papa