El Patrón se despide

Por qué, a una semana de su estreno en Netflix, esta es la serie que usted debería ver
Desde que comenzó la campaña de marketing de la segunda temporada de Narcos, ya se sabía cómo iba a terminar. Pero parafraseando al entrenador Oscar Tabárez, en este caso el camino fue la recompensa.

Pablo Escobar morirá al final, pero el disfrute radica en ver cómo se construye ese momento, en buena parte gracias a la intensidad y la complejidad que el actor brasileño Wagner Moura logró imprimirle al personaje, incluso a pesar de su acento a la hora de hablar español, algo más apagado que en la primera temporada pero igualmente presente.

Pablo Escobar morirá al final, pero el disfrute radica en ver cómo se construye ese momento

Luego de los sucesos de los primeros diez episodios, Escobar está fugado. Su imperio criminal se tambalea y, además del gobierno colombiano y sus colaboradores estadounidenses, varios de sus antiguos socios, sus rivales comerciales del cartel de Cali así como nuevos oponentes, se lanzan a su búsqueda para matarlo y hacerse con su imperio.
Narcos Pablo escapa

Gracias a esta premisa, la segunda temporada de la serie de Netflix supera ampliamente en calidad a su antecesora, en parte porque trabaja sobre un período de tiempo considerablemente más acotado que la década repasada en la primera parte, lo que la convierte en una trama más ordenada y concreta: hay un criminal muy peligroso suelto y hay que atraparlo, o matarlo, como sea.
Embed

También incluye una mayor cuota de acción (cada capítulo tiene al menos una persecución, un tiroteo o una explosión), lo cual es lógica porque el centro de la cuestión es la cacería de Escobar: los protagonistas de la historia, los agentes de la DEA estadounidense Steve Murphy y Javier Peña, pasan al primer plano, luego de una primera temporada en que fueron poco más que un decorado.

Esto también se debe a que, en el mundo real, estos dos hombres llegaron a Colombia durante los eventos representados en esta temporada y efectivamente entonces se integraron a la persecución del jefe del cartel de Medellín. Particularmente Peña tiene un rol mucho más amplio y complejo que el de Murphy (que sigue siendo principalmente el representante en la ficción del espectador estadounidense y el narrador de la historia).
Narcos agentes

Más allá de los personajes que vuelven, esta temporada incorpora otros que resultan ser adiciones valiosas al plantel, como el trágico sicario Limón. Pero el principal logro de la serie está a nivel de la narrativa, más allá de las inexactitudes históricas y los cambios necesarios cuando se trata de la recreación ficticia de hechos reales.

Esta segunda temporada incluye además varias secuencias de acción interesantes, con tomas continuas de tiroteos y persecuciones que garantizan nuevas formas de mostrar eventos que se ven una y otra vez en la serie.

A esto se suma el hecho de que cada dos episodios (luego de la primera mitad esto ya se vuelve una cuestión de uno por capítulo y acaba haciéndose algo repetitivo) hay una escena o una situación que cambia el statu quo de la serie, tanto para el bando de Escobar como para el de sus oponentes.

Siendo justos, Narcos no es de las mejores series disponibles actualmente. No tiene la profundidad temática ni la innovación visual de otras como Mr. Robot, Todos vs. OJ Simpson o Game of Thrones, pero logra tornarse tan adictiva y entretenida como cualquiera de ellas.

Narcos no tiene la profundidad temática ni la innovación visual de otras series contemporáneas, pero logra hacerse tan adictiva y entretenida como cualquiera de ellas.

Incluso con sus fragilidades, Narcos dejará grabado en la memoria de quienes la hayan visto a uno de los grandes antihéroes de los últimos tiempos, gracias al Escobar que personifica Moura.

El gran desafío de la ya confirmada tercera temporada será mantener el nivel mostrado hasta ahora, así como el interés del público, ya sin su gran protagonista en la pantalla.
Narcos Temporada 3

Atención a:

Wagner Moura
Narcos Netflix

El brasileño está de nuevo excelente como Escobar, y se lo extrañará luego de estos diez episodios.

Presencia uruguaya
Cambalache Narcos

El segundo episodio de la temporada utiliza una versión del tango Cambalache de Julio Sosa.

Nueva incorporación
Narcos Orejuela

Gilberto Rodríguez Orejuela, encarnado por Damián Alcázar es uno de los personajes a seguir.

Populares de la sección

Acerca del autor