El periplo de los pacientes de Salto y los que no llegaron a Montevideo

Los pacientes del norte debieron recorrer 500 kilómetros para ser atendidos en la capital y muchos no sobreviven al viaje

Luis Suetta es salteño, tiene 55 años y en setiembre de 2015 sufrió un infarto agudo de miocardio, uno "potente", como él lo define. Ese día sintió una "estaca clavada" en la espalda, un dolor muy fuerte que lo invalidó.

"En la tinieblas sentí que iban a coordinar mi traslado y le dije al doctor: 'Flaco, si podés tirame para tal sanatorio acá de Salto, que tengo más conocidos, me gusta más'", contó Luis a El Observador. Sin embargo, los médicos en la emergencia salteña no planeaban derivarlo a otro centro en esa ciudad, ya que la suerte de Luis se definiría a 500 kilómetros de distancia, en Montevideo. "Nunca pensé que me iba a ir, que era tan grave", sostuvo.

Como Luis, los pacientes del norte del país debieron recorrer 500 kilómetros para ser atendidos en la capital y muchos no llegaron.

Vea aquí el programa completo de En Limpio.


Populares de la sección