El PIT-CNT llega al 1º de Mayo con la interna sacudida desde afuera

Elogios de dirigentes a Venezuela e Israel complicaron a la central sindical
Abril fue un mes difícil para el PIT-CNT. Las declaraciones públicas de algunos dirigentes sobre la situación de Venezuela e Israel pusieron a la central obrera en el ojo de la tormenta por varias semanas y generaron diferencias en la interna sindical. Ambos episodios son considerados como un hecho anecdótico por parte de los dirigentes, pero las críticas recibidas a nivel político, social e incluso sindical todavía están latentes. Con ese trasfondo es que el PIT-CNT deberá salir al escenario el lunes 1º a plantear el plan de lucha que impulsará a lo largo del año. Un plan en el que, una vez más, la situación internacional estará sobre la mesa.

El PIT-CNT está acostumbrado a hacer frente a las críticas que, por lo general, recibe de la esfera empresarial o política cada vez que impulsa un reclamo. Pero el panorama se complica cuando las críticas surgen de la propia interna y, a la luz de la opinión pública, reflejan un movimiento obrero dividido.

Eso es lo que ocurrió el mes pasado cuando tras volver de sendos viajes a esos dos países, el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, dijo en televisión que "el pueblo uruguayo" es "solidario" con la "revolución bolivariana" de Venezuela, en tanto que el secretario de relaciones internacionales de la central, Fernando Gambera, dijo en una entrevista en Montevideo Portal que "cualquier país que se precie de democrático dirime las cosas como lo hace Israel". Su compañero de viaje, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, abonó la polémica al declarar en referencia a Israel que "donde hay sindicatos potentes hay derechos laborales, (...) hay derechos humanos".

Las declaraciones sorprendieron a los demás miembros del Secretariado Ejecutivo, que cuestionaron a los dirigentes –en particular a los que viajaron a Israel– por realizar consideraciones acerca de asuntos sobre los que no hay unanimidad.

El tema tuvo que ser tratado en una nueva reunión del secretariado que duró casi 10 horas, donde cada delegación presentó un informe detallado sobre los motivos de los viajes y el porqué de sus dichos. Al finalizar la reunión, el secretariado emitió una declaración a favor de "la paz y la autodeterminación de los pueblos", sin hacer referencia explícita a los elogios hechos a Venezuela e Israel. "Esa declaración final es producto de mantener la unidad sindical, donde todos cedimos en algo y todos aportamos algo. Contempla en un todo y en un algo las diferentes visiones de las corrientes que integran el secretariado", dijo a El Observador el integrante del Secretariado Ejecutivo, Fernando Ferreira.

Según Ferreira, las declaraciones de los dirigentes no afectaron la "unidad" del movimiento sindical, pero sí su imagen ante la opinión pública y los trabajadores, ya que en temas como el de Israel, la opinión de los dirigentes no necesariamente coincide con la de las mayorías. "En este caso creo que el gobierno sindical no quedó bien parado ante la opinión pública porque las opiniones mayoritarias no siempre son la opinión de los dirigentes sindicales", dijo.

En lo que respecta a Venezuela, Ferreira dijo que el apoyo a la revolución bolivariana fue establecido por el Congreso del PIT-CNT –máximo órgano sindical–, por lo que es un tema en el que están "todos de acuerdo". Sin embargo, reconoció que existen "diferencias con la caracterización del gobierno de Nicolás Maduro". De todas formas, señaló que "nadie va a ceder la postura que mantiene en la visión de esos temas; va a haber que aprender a convivir sabiendo que el otro piensa distinto".

Del mismo modo opinó el dirigente José Lorenzo López, quien dijo que la polémica "afectó la imagen" de la central, pero con la declaración "se llegó a un consenso entre todas las corrientes y se logró autocrítica por parte de los compañeros", que, en su opinión, "excedieron su misión como representantes del PIT-CNT". En ese sentido, dijo que la declaración apunta a ser "solidarios" con el pueblo y los trabajadores "pero no con los gobiernos".

Por su parte, el también miembro del Secretariado Ejecutivo, Óscar López, opinó que la situación se trató de un "chispazo que sucedió en un entorno político internacional convulsionado", donde "se le dio (a las declaraciones del PIT-CNT) un vuelo periodístico y político que no debería tener".

En ese sentido, opinó que el episodio generó "discusión" en la interna sindical "sobre lo que fue o no conveniente decir", pero no al punto de "desconfiar" de los dirigentes ni de la política internacional que tiene el PIT-CNT. Del mismo modo opinó el dirigente Ricardo Cajigas, quien dijo a El Observador que "indudablemente hubo matices", pero "que no significan una ruptura" del secretariado.

"Si las posiciones del movimiento sindical no son compartidas por un grupo de compañeros es lógico que se dé un debate (...) El debate racional acá se dio y hay más de un punto de vista sobre decisiones de Maduro y sobre el Estado de Israel y sus políticas exteriores. Lo que no hay son dos puntos de vista de cuál es nuestra posición sobre Palestina", dijo a El Observador el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira.

Aprendizaje

Pero aun asumiendo la diversidad de posturas, varios dirigentes reconocieron que esta experiencia deja como enseñanza la necesidad "de ser cuidadosos a la hora de hacer análisis y dar opiniones".
"Nosotros representamos a la totalidad de trabajadores y hay que ser lo más amplio posibles en esa declaración como para poder contemplar a toda esa gente", dijo Ferreira.

Lo mismo opinó Abdala que, si bien dice no estar arrepentido de sus declaraciones, admitió que lo sucedido "es parte de un proceso de aprendizaje permanente". "Cualquiera de nosotros sale y habla en nombre de los trabajadores y el pueblo en general. En algunos temas que se sabe que pueden ser polémicos, capaz que tiene que ser más riguroso", expresó.

Durante el acto del próximo lunes, el PIT-CNT volverá a hacer énfasis en las cuestiones internacionales en sintonía con la declaración acordada por el secretariado. "Estos temas son importantes porque el PIT-CNT es internacionalista", indicó Pereira.

Sin embargo, Ferreira opinó que el acto debe ser una "oportunidad" para "dejar de lado" el panorama internacional y hacer "que la gente se acerque un poco más" a la plataforma del PIT-CNT.
"El 1º de Mayo tiene que servir para dejar de lado toda esta situación internacional que nos distrajo por un breve momento y dedicarnos a construir nuestra plataforma", señaló.

Obispos saludaron a los trabajadores en su día

Por motivo de la conmemoración del Día de los Trabajadores, los obispos uruguayos elaboraron un mensaje en el que expresan que "el trabajo es un medio fundamental para avanzar en el proceso de crecimiento y humanización", por lo que manifestaron "angustia y preocupación con la situación que viven tantas mujeres y hombres que no tienen trabajo, o que no pueden acceder a un trabajo digno y/o reconocido con una remuneración necesaria y justa".

Asimismo, denunciaron las prácticas de "esclavitud, explotación o trata de personas", y animaron a los trabajadores uruguayos a "continuar empeñándose con manos, inteligencia y corazón en la construcción de nuestra sociedad, viviendo su misión específica para el bien de todos". "Invitamos a todos en este 1° de mayo a realizar el trabajo cotidiano sintiéndonos corresponsables en la construcción de la nueva humanidad", concluye.


Populares de la sección

Acerca del autor