El PIT-CNT en pie de guerra

La central cuestionó la estrategia económica del FA en los últimos 10 años

Disconforme con los últimos anuncios del gobierno en materia económica y cansado de obtener un 'no' como respuesta a sus pedidos de cambio, el PIT-CNT salió a la calle a exponer sus reivindicaciones e intentar presionar al gobierno. La central sindical no solo se mostró en discordancia con las políticas gubernamentales del momento, sino que además puso en tela de juicio la estrategia de desarrollo económico que el Frente Amplio (FA) aplicó en los últimos diez años de gobierno.

En el marco de un paro parcial de 9 a 13 horas –aprobado por la Mesa Representativa del PIT-CNT en rechazo al ajuste fiscal y las pautas salariales–, la central convocó a una marcha desde la plaza Treinta y Tres hasta el Ministerio de Economía donde, sobre un escenario, los dirigentes expusieron las principales reivindicaciones del movimiento.

El principal orador fue el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, quien no titubeó al decir que la central está "en un momento de importantes diferencias con las políticas gubernamentales".

Abdala comenzó por decir que el país es víctima de una "crisis del capitalismo" de consecuencias "económicas y estructurales" que en Uruguay se evidencia por la desaceleración económica. Según el dirigente, la llegada de esta crisis fue alertada en varias ocasiones por el PIT-CNT, pero esto "no se tuvo en cuenta a los efectos de desarrollar una estrategia de desarrollo que permita en forma sostenible mejorar la vida de los uruguayos".

En ese sentido, cuestionó la "estrategia" de los gobiernos del FA durante los "diez años de crecimiento" que, a su entender, posicionó a Uruguay como un país exportador de materias primas y dependiente de la inversión extranjera.

Asimismo, dijo que "fue acompañada bajo la gestión progresista por políticas de redistribución del ingreso, fruto de ese crecimiento", pero sin tocar la "riqueza acumulada" por el gran capital del país. Sin embargo, "en momentos de desaceleración y de reducción de la materia prima, esa estrategia comienza a mostrar signos de agotamiento", opinó.

El gobierno "mantiene una intransigencia y tozudez asombrosa para no cambiar las pautas de negociación colectiva". Marcelo Abdala, secretario general del PIT-CNT

Ante esto, el dirigente dijo que el PIT-CNT "exige un cambio de rumbo la política económica social para que sea verdad la consigna artiguista de que los más infelices sean los más privilegiados". Además, rechazó el camino de "achique y austeridad" elegido por el Ejecutivo para hacer frente a la desaceleración económica. En cambio, defendió el desarrollo de políticas que estimulen la creación de puestos de trabajo, sobre todo, a través de más inversión en las empresas públicas.

Como ejemplo, se refirió a la compra de maquinaria que ANCAP hizo para renovar la planta de portland en Paysandú pero que hoy está en desuso. "Si se invirtieran algunos millones de dólares en reactivar esas máquinas se podrían generar más de 500 puestos de trabajo", sostuvo.

Cambio urgente de las pautas

Como era de esperar, el reclamo por las pautas salariales tampoco quedó por fuera. El secretario general recordó que fueron diseñadas por el Poder Ejecutivo bajo la convicción de que no habría expansión inflacionaria en los próximos años pero el panorama económico resultó distinto y la inflación no se detuvo. A pesar de eso, Abdala dijo que el Poder Ejecutivo "mantiene una intransigencia y tozudez asombrosa para no cambiar las pautas en la negociación colectiva".

El PIT-CNT sostiene que las pautas actuales garantizarán la pérdida de salario real, por lo que es preciso modificarlas de manera que los correctivos por inflación sean semestrales y no anuales. Abdala aseguró que la central persistirá con estos reclamos hasta alcanzar este objetivo y que el paro general de 24 horas previsto para el próximo 14 de julio será "principalmente" para exigir esto.

"Vamos a reclamar que se cumpla efectivamente con lo que nos dijo el presidente Tabaré Vázquez: el gobierno hace el compromiso de que no va a haber pérdida del salario real y nosotros creemos en ese compromiso. Solo le agregamos que, señor presidente, con respeto, cambien ya las pautas del Poder Ejecutivo en los Consejos de Salarios", expresó.

Sin recortes

Por otra parte, el PIT-CNT criticó el ajuste fiscal previsto en el proyecto de Rendición de Cuentas al considerar que es "recesivo" y contiene "recortes inadmisibles" en sectores que, para la central, son fundamentales. Como ejemplo, se refirió al recorte de $790 millones en ANEP, de $544 millones en Udelar, $250 millones de ASSE y US$69 millones en INAU. "Se dijo que no se iban a tocar las políticas sociales. Señores de Economía y del gobierno, estas instituciones se dedican de lleno a las políticas sociales. Es allí donde se atienden los sectores mas desposeídos", manifestó.

Presión a quienes estaban trabajando

Si bien no fue una marcha violenta ni con disturbios, durante el recorrido algunos de los trabajadores del Sindicato Único de la Construcción (Sunca) fueron vistos golpeando las cortinas de metal de algunos comercios en protesta por no haberse adherido al paro. También, ingresaron a una obra que estaba en actividad y a la fuerza obligaron que se detuviera momentáneamente.



Populares de la sección

Acerca del autor