El PIT-CNT planteó baterías de propuestas al Frente Amplio

Sindicalistas se juntaron con el Secretariado y la bancada oficialista
El PIT-CNT planteó ayer ante el Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio y a la bancada oficialista su necesidad de tener un diálogo más efectivo con el gobierno presidente Tabaré Vázquez porque, entienden, siempre se los convoca cuando las decisiones ya están tomadas y los hechos han sido consumados.

Además, precisaron que en el asunto de las pautas salariales que el gobierno se niega a cambiar pese al empuje de la inflación, la central sindical no pretende seguir recuperando salarios pero sí al menos "empatar" mientras el país atraviesa por dificultades económicas.
La delegación sindical planteó una batería de propuestas y los dirigentes del gobierno se comprometieron a hacérselas llegar a Vázquez.

Entre otras iniciativas, el PIT-CNT señala la necesidad de no postergar los gastos educativos en la Rendición de Cuentas, mejorar las jubilaciones más deprimidas, subir el impuesto al patrimonio y a la renta de la actividad económica, y llegar a un acuerdo a más largo plazo con los grandes comercios para evitar remarque excesivos de precios.
. En los encuentros, los sindicalistas dijeron que no habían tenido problemas para acceder a las máximas jerarquías del gobierno para llevarle sus planteos, pero señalaron que siempre los convocaron cuando "el pescado ya estaba vendido".

En ese sentido, estimaron que el Poder Ejecutivo y el Frente Amplio deberían haber escuchado la voz del PIT-CNT antes de acordar el contenido de la Rendición de Cuentas. Después de la reunión que los sindicalistas mantuvieron con Vázquez el 15 de marzo, el presidente del PIT-CNT Fernando Pereira había advertido: "Lo dijimos el 1º de marzo y le dijimos a Vázquez hoy que, de mantenerse estas pautas sin modificaciones, seguramente íbamos a tener un año conflictivo".

Ese año conflictivo tendrá uno de sus capítulos más importantes este jueves 14 cuando el PIT-CNT lleve adelante un paro general de 24 horas que, espera, involucre a un millón de trabajadores.
"Tomando en cuenta que hay 450 mil afiliados y que de alguna manera la convocatoria amplía a personas que también tienen interés en que los trabajadores no pierdan salario real, seguramente va a haber una adhesión que involucre por lo menos al doble de los afiliados que tiene el PIT-CNT", dijo a El Observador el integrante del Secretariado Ejecutivo, Fernando Gambera.
El paro fue aprobado por la Mesa Representativa del PIT-CNT y ratificado una vez que el gobierno anunció la semana pasada que las pautas salariales para la negociación colectiva no se modificarán. Para la central obrera, el paro general es tan solo la primera expresión de la "conflictividad gigantesca" que pronosticó para los próximos meses, en el marco de los Consejos de Salarios.

En tanto, Pereira dijo a El Observador que por estas horas la dirigencia sindical tiene su atención puesta en la organización de ese paro pero que, luego de esa instancia, continuarán con los contactos políticos para hacer conocer su la posición de la central de trabajadores. En ese sentido, el PIT-CNT tiene previsto reunirse con las bancadas de legisladores de los partidos de la oposición.


Populares de la sección