El PIT-CNT se puso la kipá

Dirigentes de la central visitaron y elogiaron a Israel, y tensionaron la interna sindical

Un viaje a Israel de algunos de los principales referentes del PIT-CNT –y los posteriores elogios que le prodigaron a ese Estado de Medio Oriente– convulsionó la interna de la central sindical, al considerar que los dirigentes se aliaron a uno de los Estados donde más se violan los derechos humanos, según Naciones Unidas y Amnistía Internacional.

A principios de abril, una delegación del PIT-CNT, integrada por el presidente, Fernando Pereira; el secretario de Relaciones Internacionales, Fernando Gambera; el presidente del sindicato del comercio (Fuecys), Fabio Riverón, y la integrante del departamento de Jóvenes Tatiana Antúnez, viajó a Israel por invitación de la confederación general de trabajadores de ese país (Histradut). A su regreso, los dirigentes fueron entrevistados por la periodista Ana Jerozolimsky y elogiaron la forma democrática con la que se resuelven los conflictos en esa sociedad.

En la entrevista publicada por Montevideo Portal, Gambera dijo que "cualquier país que se precie de democrático dirime las cosas como lo hace Israel". Mientras que Pereira sostuvo que vio "un país que ha logrado niveles estándar de calidad de vida aceptables para sus trabajadores" y una "organización potente en muchos sectores de la sociedad".

"Yo parto de la base de que si analizás con tranquilidad y claridad el mapa del mundo, donde hay sindicatos potentes hay derechos laborales, (...) hay derechos humanos", agregó.

Esas declaraciones causaron sorpresa en la interna del movimiento sindical, teniendo en cuenta que el viaje se produjo en paralelo a la Semana Internacional contra el Apartheid Israelí y que en reiteradas oportunidades el PIT-CNT manifestó su apoyo al pueblo palestino.

Mañana las delegaciones que viajaron a Israel y Venezuela deberán presentar un informe escrito al Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, en el que deberán detallar los motivos del viaje y de las declaraciones que realizaron luego.

Al ser consultado por El Observador, el dirigente Fernando Gambera dijo que no hará declaraciones sino hasta después de que se presente el informe al Secretariado. Pero las repercusiones de sus comentarios a la prensa ya comenzaron a hacerse sentir entre dirigentes de la central.

El integrante del Secretariado Ejecutivo José Lorenzo López fue quien planteó a la cúpula sindical la necesidad de evaluar el viaje a Israel. "Las dudas son porque realmente yo estoy convencido de que el Estado de Israel es un estado belicista y que sobre todo con Palestina tiene una postura absolutamente intransigente", dijo López a El Observador.

López dijo que tiene dudas sobre la postura de la central sindical de ese país frente "esas cuestiones que generan tanto drama en esa región". Asimismo, dijo que es la primera vez que viaja a Israel "una delegación tan calificada" del PIT-CNT, ya que por lo general lo hacían miembros del departamento de Jóvenes. "Evidentemente eso genera más ruido", señaló.

En tanto, el también integrante del Secretariado Ejecutivo Fernando Ferreira opinó que las expresiones de la delegación no se contradicen con la actitud de apoyo a Palestina que impulsa el PIT-CNT, ya que "la condena es contra la actitud del Estado israelita en la invasión y la dominación del pueblo palestino".
"No quiere decir eso que los trabajadores sean los que atentan contra el pueblo palestino", expresó.

Sin embargo, el dirigente Ricardo Cajigas, también miembro del Secretariado, dijo que de ser ciertas las declaraciones de los dirigentes "es indudable" que "no es el parecer de muchos compañeros del movimiento obrero".

También hubo quienes no quisieron esperar el informe oficial y en las últimas horas salieron a criticar con dureza la postura de las autoridades sindicales. La Corriente Sindical Clasista (CSC), integrada por militantes de sindicatos que integran el PIT-CNT, emitió un comunicado en "rechazo" a las declaraciones de los dirigentes "oportunistas" que, sostienen, "ya se han negado en reiteradas oportunidades" a debatir dentro del PIT-CNT acciones en apoyo a Palestina como, por ejemplo, el boicot contra productos de Israel promovido el año pasado por el movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones (ver apunte). "Todos los días le hacen los mandados a un gobierno nacional antiobrero y proimperialista que descarga sobre los trabajadores y el pueblo los costos de la crisis económica", sostiene el comunicado.

Carlos Sosa, integrante de CSC, dijo a El Observador que este tema será planteado en la interna de los sindicatos en los que esta corriente tiene adeptos "para que se tome posición" ya que "no recoge el planteo de todo el movimiento sindical".

Críticas

Pero los dichos de los dirigentes también encontraron sus críticas fuera del movimiento sindical. Christian Mirza, integrante de la Comisión de Apoyo al Pueblo Palestino, escribió una carta abierta para el PIT-CNT titulada "Acerca de la ignorancia y la complicidad" en la que manifiesta su "perplejidad y vergüenza ajena" ante las declaraciones de la delegación sindical.

"Es una pena que estos dirigentes que se autoproclaman defensores de la justicia social y de los derechos de los trabajadores hayan sido tan fácilmente embaucados por sus patrocinadores", manifestó Mirza, invitando a los dirigentes a participar de un debate "serio, riguroso y sin preconceptos".
Por otra parte, en Whatsapp comenzó a circular una convocatoria para una concentración el miércoles a la hora 19 en el Centro Maimónides , en defensa de Palestina y contra las expresiones del PIT-CNT. A esa hora, la delegación que viajó a Israel se reunirá con el Comité Central Israelita (CCIU) para contar su experiencia en una actividad abierta al público. "Usurpando la voz de las y los trabajadores uruguayos, nos quieren hacer decir que Israel es un estado 'normal', que no hay un régimen de apartheid. Así se ponen del lado del opresor y no del oprimido", dice la invitación.

Venezuela

Otro de los viajes de dirigentes del PIT-CNT que causó polémica fue el realizado por el secretario general Marcelo Abdala a Venezuela por invitación de la central bolivariana de trabajadores, a días de que el Tribunal Supremo de Justicia de aquel país interviniera el Parlamento.

Durante su estadía, Abdala participó del programa televisivo que conduce el presidente Nicolás Maduro y habló en representación "del pueblo uruguayo" diciendo que "es solidario, cariñoso, amigo de la revolución bolivariana".

Sus expresiones no cayeron bien en el gobierno uruguayo, que acababa de condenar la situación del país caribeño, por lo que el canciller Rodolfo Nin Novoa no dudó en afirmar que Abdala tuvo un "exceso de representatividad".

Un boicot que complicó al PIT-CNT

En mayo del año pasado el sindicato del comercio (Fuecys) llamó a no consumir productos israelíes en solidaridad con el pueblo palestino y con el movimiento internacional conocido como BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), que busca terminar con la "ocupación" y "colonización" de las "tierras árabes ocupadas". El Secretariado del PIT-CNT emitió una declaración desmarcándose del boicot pero aclarando que los sindicatos tienen "total autonomía" para impulsar las acciones que quieran. Sin embargo, tras la visita, Fabio Riverón, presidente de Fuecys, dijo que "está claro" que el boicot "termina siendo injusto con los trabajadores organizados y con el pueblo de Israel". "El boicot no va a ayudar en ese sentido ni a los trabajadores organizados ni al pueblo de Israel ni al palestino a resolver el gran dilema que tiene hoy", agregó.


Populares de la sección

Acerca del autor