El Poder Ejecutivo declaró la esencialidad del abastecimiento de combustible

El presidente Tabaré Vázquez había dicho esta mañana que tomaría las medidas necesarias para garantizar el suministro
El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social declaró esencial el servicio de abastecimiento de combustibles, a solicitud del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), según informaron a El Observador fuentes de Presidencia.

El presidente Tabaré Vázquez había dicho esta mañana en el Consejo de Ministros abierto que tomaría las medidas necesarias para garantizar el suministro a la población.

La ministra del MIEM, Carolina Cosse, afirmó luego en rueda de prensa que la medida se tomó por el desabastecimiento de combustible a la población. Cosse aseguró, además, que ANCAP reorganizó los horario y turnos en La Tablada.

"Las medidas gremiales adoptadas por la Fancap ha afectado seriamente la normalidad en el abastecimiento y supergás a la población", señala la declaración del Ministerio de Trabajo.

El decreto, que comenzó a regir esta tarde, incluye "los servicios de importación, producción, distribución y comercialización de todos los combustibles en todo el país públicos y privados", al igual que los que se provean a través de empresas contratadas.

Después de que el fin de semana el desabastecimiento de combustible en algunas zonas de la área metropolitana fuera casi total, la situación mejoró levemente este lunes con la reanudación de la actividad en La Tablada.

"Sobre la tarde vamos a estar en una situación bastante diferente a la que estábamos ayer de noche", dijo a El Observador Gerardo Rodríguez, secretario general de la Federación de Trabajadores de ANCAP (Fancap).

Si bien el sindicato aún no aceptó hacer las horas extra de las que depende el sistema para funcionar a cabalidad, sí formó una guardia gremial que estará en la planta hasta las 17 horas.

Para Óscar Benavides, presidente de la Unión de Transportista de Combustibles (UTC), la situación aún dista bastante de la normalidad. Según comentó, durante el lunes se cargó aproximadamente la mitad del combustible y para que el stock vuelva a la normalidad "se precisan cuatro o cinco días de jornadas completas".



Populares de la sección