El presidente francés renuncia a la reelección

La decisión de François Hollande es inédita en la historia reciente del país

El presidente socialista francés François Hollande, en caída libre en los sondeos, anunció este jueves que renunciaba a presentarse a la reelección en 2017, una decisión inédita en la historia reciente de Francia.

"He decidido no ser candidato a la elección presidencial", anunció Hollande, de 62 años, con la voz quebrada, en una alocución solemne en el palacio del Elíseo, retransmitida por televisión. Todos los sondeos vaticinaban su derrota en las elecciones presidenciales de abril y mayo del próximo año, con menos de 10% de intenciones de voto en la primera vuelta, muy por detrás del candidato de la derecha François Fillon y de la líder de la ultraderecha Marine Le Pen.

Soy "consciente de los riesgos" que supondría mi candidatura, dijo Hollande, que con esta decisión espera evitar que la izquierda pierda las elecciones."El ejercicio del poder (...) nunca me hizo perder la lucidez", apuntó.

Tras este anuncio, se prevé que su primer ministro, Manuel Valls, declare su candidatura a las primarias de la izquierda, que se celebrarán el 22 y 29 de enero.La semana pasada, Valls declaró en una entrevista que no excluía presentarse a estos comicios internos, incluso si Hollande se presentaba.

Según una encuesta, un 62% de los franceses está a favor de que Valls se presente.

Hollande, que llegó a la presidencia en 2012 tras derrotar a Nicolas Sarkozy (derecha), es el primer presidente que renuncia a presentarse a su reelección desde la instauración de un nuevo régimen constitucional en 1958, a excepción de Georges Pompidou, que falleció durante su mandato en 1974.

Una izquierda dividida

A cinco meses de las elecciones presidenciales, la izquierda inició este jueves su proceso de presentación de candidaturas para sus primarias.El exministro de Economía de Hollande, Arnaud Montebourg, de 54 años, fue el primero en formalizar su candidatura. Los demás aspirantes tienen plazo hasta el 15 de diciembre.

En los próximos días se esperan la oficialización de otras candidaturas, como la del ex ministro de Educación Benoît Hamon y de la exministra Marie-Noëlle Lienemann.

En la extrema izquierda, Jean-Luc Mélenchon, quien obtuvo 11% de los votos en la primera vuelta de los comicios presidenciales de 2012, se presentará a las presidenciales por su cuenta, sin pasar por las primarias.

La presidencia de Hollande estuvo marcada por los peores atentados de la historia reciente de Francia (238 muertos), cometidos por yihadistas, operaciones militares en el extranjero (Malí, República Centroafricana, Irak y Siria) y tumultuosas revelaciones sobre su vida privada.

Hollande tuvo que hacer frente también a una fuerte oposición en sus propias filas, sobre todo una contestación de varios meses en 2016 contra su proyecto de reforma laboral, que fue finalmente adoptado por la Asamblea Nacional.

La derecha francesa celebró los pasados 20 y 27 de noviembre sus primarias, en las que se alzó el ex primer ministro François Fillon tras derrotar al también ex jefe de gobierno Alain Juppé con el 66,5% de los votos en la segunda vuelta.

Fillon es el gran favorito para de los comicios presidenciales de 2017, en los que derrotaría holgadamente en la segunda vuelta a la líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen, con 66% de los votos, según los sondeos.


Fuente: AFP

Populares de la sección