El primer bebé con tres padres

Un pequeño fue engendrado con el ADN de dos mujeres y un hombre
El pequeño de cinco meses, Abrahim Hassan, es un niño normal que goza de buena salud. La diferencia entre él y el resto de los recién nacidos es que Hassan tiene tres padres biológicos.

Mediante un tratamiento aprobada en el Reino Unido en 2015, un equipo médico estadounidense basado en México permitió a un mujer que alquiló su viente a una familia de Jordania dar a luz a Abrahim, convirtiéndolo en el primer bebé del mundo engendrado con ADN de tres personas.

Según revela la revista de divulgación científica británica New Scientist, la controvertida técnica de reproducción asistida se sirve del ADN del padre y la madre -con una mutación genética rara que no le permite desarrollar el embrión- y añade una parte de la carga genética de una donante o "segunda madre" para enmendarlo.

Los genes de esa enfermedad se encuentran en el ADN mitocondrial, que proporciona la energía a las células y transporta 37 genes que se transmiten de madres a hijos.

En este caso, Ibtisam, la madre del bebé, portaba genes del llamado síndrome de Leigh, un desorden mortal que afecta al sistema nervioso en desarrollo. Alrededor de un cuarto del ADN mitocondrial de la mujer portaba la mutación que ocasiona la citada enfermedad.

Este síndrome ocasionó la muerte de sus dos primeros bebés, por lo que junto con su esposo, Mahmoud Hassan, solicitó la ayuda del especialista en fertilidad John Zhang y su equipo en el Centro de Fertilización New Hope en Nueva York, Estados Unidos.

Sin embargo, el proceso no fue tan fácil debido a que el método originalmente aprobado en el Reino Unido implicaba la destrucción de dos embriones para la fertilización del óvulo. Por motivos religiosos, la pareja musulmana, que estuvo casi 20 años intentando tener un hijo, se opuso a esto. Fue en ese momento que Zhang adoptó un enfoque diferente en su tratamiento, por el cual retiró el núcleo de uno de los óvulos de Shaban y lo insertó en el óvulo de la donante, del cual ya había sido retirado su propio núcleo.

El óvulo resultante con ADN nuclear de Shaban y el ADN mitocondrial de la donante se fertilizó entonces con el esperma del padre. De esa manera se crearon cinco embriones, de los cuales tan solo uno se desarrolló normalmente y de él nació el bebé Ibrahim.

El equipo estadounidense fue el pionero en un método sin precedentes en materia de fertilización asistida. A pesar de que, como toda intervención, existe un riesgo para la salud de los implicados, según explicaron los médicos este es de un 1% para este tipo de intervenciones, lo que fue calificado como "muy bueno" por el médico Dusko Ilic, uno de los miembros del equipo que logró la hazaña. Expertos en embriología señalan que el nacimiento de Abrahim Hassan debería impulsar el progreso de estas técnicas por todo el mundo.