El primer discurso del presidente: ¿Trump ganó y se moderó?

Para ganar, el magnate no necesitó tener alineado al Partido Republicano, pero para gobernar sí lo requiere
Lejos del discurso incendiario y por momentos xenófobo que utilizó durante la campaña electoral, en su primera presentación pública como presidente electo de Estados Unidos el republicano Donald Trump pidió unidad a los norteamericanos. Además evitó atacar a mexicanos, musulmanes y a su rival, la demócrata Hillary Clinton, algo que había hecho con frecuencia durante el último año.

El discurso, donde tendió puentes de diálogo con sus detractores y evadió mencionar sus propuestas más polémicas, abrió la incertidumbre sobre qué postura tomará el magnate multimillonario para gobernar.

Embed


Aunque es habitual que un candidato moderé sus primeras salidas públicas tras un triunfo electoral, Trump también se jacta de no pertenecer al establishment político.

Sus propuestas generaron fanatismo y odio en todo el mundo, y deberá responder por ellas.

Otro aspecto relevante a tener en cuenta en la política norteamericana y el futuro gobierno de Trump es el poder de los legisladores y cuánta libertad de acción dejan para el mandatario.

Si bien la mayoría del Congreso seguirá siendo republicana, durante la campaña el empresario tuvo diferencias con el núcleo duro del partido que representó, lo que también supone que lograr gobernabilidad le demandará horas y horas de consenso interno.

Trump demostró que para ganar no necesitaba a todo el Partido Republicano detrás de él y por eso tuvo libertad para decir lo que quería. Pero ahora para gobernar sí necesitará a su partido.

A modo de ejemplo, si bien el actual presidente Barack Obama había prometido cerrar la cárcel de Guantánamo y promover mayor apertura hacia Cuba, la mayoría republicana del Congreso bloqueó esas reformas. En estos temas Trump no tendrá problemas, pero muestran el poder real del legislativo.

Reconstruir a la interna

Trump apareció en el escenario entrada la madrugada del lunes bajo el grito "Estados Unidos, Estados Unidos" de sus fanáticos. Antes de hacer un llamado a la unidad de los norteamericanos y abrir puentes de negociación con otros países, al iniciar su discurso el futuro mandatario reconoció la carrera política de Clinton.

Entero Trump primer discurso


"Acabo de recibir una llamada de la secretaria Clinton. Nos felicitó a todos por nuestra victoria. Y yo la felicite a ella por una campaña muy peleada", fueron los primeras palabras del magnate inmobiliario que tras imponerse en los comicios del martes 8 de noviembre sucederá al demócrata Barack Obama en la Casa Blanca.

"Hillary trabajó mucho tiempo y muy duro (para Estados Unidos) y le debemos una gran gratitud por su servicio a nuestro país", agregó el presidente electo al inicio de su oratoria en un céntrico hotel de la ciudad de Nueva York.

Durante la campaña, Trump había increpado en diferentes ocasiones a Clinton e incluso señaló que debía estar presa por haber utilizado su correo electrónico desde un servidor privado mientras era secretaria de Estado de Estados Unidos (2009-2013).
Rodeado de su familia, Trump dijo a los norteamericanos que llegó el momento de cerrar "las heridas de la división" y que será el presidente "de todos los estadounidenses".

"Llegó el momento de que Estados Unidos cierre las heridas de la división, debemos unirnos: A los republicanos, los demócratas y los independientes de esta nación les digo que es momento de que nos reconciliemos como pueblo unido", dijo el presidente electo.

Además se comprometió a "reconstruir el país" y sumar a todas las personas sin diferencias de "raza, religión u origen".

El sueño americano

Trump remarcó que trabajará sobre el slogan de su campaña, de "hacer grande a Estados Unidos otra vez".

Sin dejar de reconocer a sus adversarios, a los que les pidió más de una vez unidad, el multimillonario dijo que lo que lo llevó a la Casa Blanca no fue una campaña sino "un gran movimiento".

"Es un movimiento formado por estadounidenses de todas las razas, religiones, orígenes y creencias, que quieren y esperan que nuestro Gobierno sirva a la gente", afirmó.

"Trabajando juntos vamos a empezar la tarea urgente de reconstruir nuestra nación y renovar el sueño americano", agregó, al repetir sus promesas de reconstruir infraestructuras y crear puestos de trabajo.

El mensaje internacional

Trump también dedicó parte de su discurso a la comunidad internacional, que siguió con expectativa su primer mensaje ante distintas propuestas que había hecho durante la campaña electoral como la de levantar un muro de tres mil kilómetros entre Estados Unidos y México, expulsar de territorio estadounidense a los indocumentados y prohibir el ingreso de musulmanes.

"Vamos a tratar a todos con justicia. A todos los pueblos y todas las naciones. Buscaremos terreno común y no hostilidad; asociación y no conflicto", dijo Trump.
La primera línea de los gobiernos de Alemania y Francia advirtieron que el resultado electoral generaba incertidumbre en el futuro de las relaciones entre Europa y Estados Unidos.

En su oratoria el próximo presidente de Estados Unidos dijo que se comprometía a llevarse bien "con todas las naciones del mundo que tenga voluntad de llevarse bien " con el país que gobernará. "Ya no se llegará a acuerdos que sean distintos a los mejores", sostuvo.

En la campaña Trump promovió el proteccionismo y prometió revisar, entre otros acuerdos, el Tratado de Libre Comercio vigente entre Estados Unidos, Canadá y México.


Populares de la sección

Acerca del autor