El primer ministro francés dimite para lanzarse a las presidenciales

Manuel Valls hizo el anuncio este lunes, días después de la renuncia de Hollande a la reelección

El primer ministro francés Manuel Valls anunció este lunes su candidatura a la elección presidencial de 2017, para "unir a la izquierda", profundamente dividida y enfrentar a la derecha y a la extrema derecha.

El anuncio se produce pocos días después de que el actual presidente, François Hollande, dijera que no se presentaría a la reelección, algo inédito en la política reciente de Francia.

"Mi candidatura es de conciliación, de reconciliación" aseguró en un discurso pronunciado en presencia de su esposa Anne Gravoin y entre aplausos de los presentes.

"Hoy tengo una responsabilidad: unir", afirmó el jefe de gobierno, quien precisó que dimitirá este martes para consagrarse a la campaña a la primaria socialista que se celebrará a finales de enero.

"La primaria que se abre es un medio formidable para recrear la unidad", afirmó, y llamó a "todos los franceses que rechazan la ultraderecha y la regresión social" que propone la derecha a participar en ese primer gran escollo en la carrera hacia la presidencia.

El candidato se comprometió a que "Francia no reviva el trauma de 2002 con una extrema derecha en la segunda vuelta". "Dicen que la izquierda no tiene ninguna oportunidad, pero no hay nada escrito", advirtió.

Según una encuesta publicada por el diario Journal du Dimanche, el primer ministro es la personalidad preferida de los simpatizantes de izquierda para convertirse en el candidato socialista a la elección presidencial, pero la candidata de ultraderecha Marine Le Pen y el candidato de derecha François Fillon aún le superan ampliamente en las preferencias.

Entre los nombres que figuran para reemplazar a Valls están los de los ministros Bernard Cazeneuve (Interior), Jean-Yves Le Drian (Defensa), Stéphane Le Foll (Agricultura), Marisol Touraine (Salud) o Najat Vallaud-Belkacem (Educación).

Con una izquierda totalmente desintegrada tras un mandato de François Hollande marcado por una impopularidad récord, todos los sondeos dan al candidato de la derecha François Fillon y a la jefe de la extrema derecha Marine Le Pen como vencedores de la primera vuelta de la elección presidencial, en abril, y calificados ambos para la segunda y definitiva ronda, en mayo.

La izquierda, por su lado, quedaría eliminada, como ya ocurrió en la elección presidencial de 2002.


Fuente: AFP

Populares de la sección