El pueblo italiano que usa billetes "de izquierda"

Karl Marx, Che Guevara y hasta el propio Hugo Chávez son los rostros de los tickets para refugiados

La comunidad de 75 refugiados que habita en la pequeña localidad calabresa de Gioiosa Ionica, que cuenta con poco más de 7000 habitantes, tiene sus propios billetes. Se trata de tickets que otorga el gobierno italiano local a quienes obtienen asilo y que equivalen a dinero real. La particularidad de este "dinero" es que en ellos no hay imágenes de héroes italianos ni de lugares históricos de ese país sino de líderes de izquierda y comunistas de todas partes del mundo.

Desde Karl Marx en el ticket que vale 50 euros, pasando por el Che Guevara en el falso billete de 10, hasta Hugo Chávez en el de 20. La firma de la parte posterior pertenece a Giovanni Maiolo, el coordinador de los servicios de refugiados de la ciudad.

El hecho de recibir este dinero por parte de la autoridades favorece tanto a los comerciantes locales, que hacen nuevos clientes, como a los refugiados que llegan sin dinero en moneda local.

El gobierno de Roma es quien da a cada inmigrante aceptado poco más de 35 euros (lo que serían 39 dólares) diarios que cubren alojamiento, alimentación, atención médica, incluso clases de italiano, asesoría para conseguir trabajo y asistencia con el asilo.

La idea fue instaurada hace tres años por Salvatore Fuda, el alcalde de la localidad elegido hace tres años, y va en la línea del Sistema de Protección para Solicitantes de Asilo y Refugiados (SPRAR) que realiza el gobierno italiano.

"Un proyecto como el nuestro, con 75 refugiados, nos trae cerca de 1 millón de euros (US$1.1 millón) al año, en total", dijo Fuda a la BBC y añadió: "Este dinero se le da a la ciudad, no a los migrantes. Si lo comparas al presupuesto anual de nuestra ciudad, que es de 8 millones de euros (US$8.8 millones), se puede ver que es una gran ayuda económica".

Fuda explicó a que el plan fue impulsado no solo por el dinero que obtiene sino también para incentivar el multiculturalismo en los jóvenes locales.

"Los niños de Gioiosa Ionica no tendrán ninguna dificultad si conocen a personas de diferentes colores, culturas o religiones. Habrán aprendido, por ejemplo, que en Afganistán o en India se juega al cricket, no a fútbol, y habrán visto cómo se juega", dijo el alcalde.

Según la crónica de la BBC los refugiados están encantados con la experiencia de poder vivir en un lugar en donde también pueden trabajar y adquirir experiencia.

Populares de la sección