El regreso del pulpo

La X FM retorna al aire con un proyecto que incluye producción audiovisual, eventos y música
Alejandro Fontaina estaba preparado el año pasado para irse del país por segunda vez. El primer exilio había sido en 2003, cuando la crisis económica y la pérdida de su hijo habían hecho que su proyecto radial X FM cesara sus emisiones y decidiera abandonar Uruguay.

Pero dos hechos lo motivaron esta vez a quedarse en el país. Uno fue personal, la enfermedad de un familiar; pero a eso se sumaron los comentarios de viejos compañeros de la X que lo incitaban a volver con la radio, su mayor proyecto.

Con esa decisión tomada, había que ponerse a trabajar. Y fue lo que hizo. Ahora, meses más tarde, el resultado está a punto de llegar al aire. La X comenzará a emitirse nuevamente el próximo 17 de abril, en esta ocasión en las frecuencias 89.7 FM de Montevideo y 92.3 FM de la Ciudad de la Costa.

"Yo me había ido quemado del ambiente, es jorobado el mundo de los medios, hay mucho celo, mucho ego. Pero ahí le encontré la vuelta de tuerca al por qué volver. Lo que nos motiva es hacer algo positivo para la sociedad", dijo Fontaina en entrevista con El Observador. Los valores que ya manejaba la radio, como la paz, la tolerancia, el respeto y el cuidado al medioambiente, se retoman para esta nueva etapa.

Además de Fontaina, el equipo de la X incluye a otros nombres involucrados en la primera etapa que operó en las décadas de 1990 y 2000, como Daniel Supervielle, Gonzalo Sobral, Álvaro Coll y Rafael Ordóñez.

"Si bien es un negocio que tiene que funcionar, lo que motiva no es lo económico, es un compromiso con la vida, con el país y la sociedad que queremos. Hay cosas que se han perdido, como los 'buenos días' en los ómnibus, la limpieza. Dejar de putear y hacer algo, y aprovechar el tiempo que estamos acá", contó.

Franquicia de marca

El retorno de la X implica la vuelta de "el pulpo", como el director llama a la marca, y que incluye en este concepto las emisiones radiales, una faceta audiovisual, los eventos musicales y la Fiesta de la X a fin de año. En esta etapa, además, incorporará talleres, un pasquín de distribución gratuita y la utilización del nombre de la emisora como franquicia para bares, pubs y restaurantes.

Sin embargo, el regreso no ha sido fácil, consideró Fontaina. "El mercado está peor ahora que cuando me fui en 2003, y estábamos en plena crisis. La plata es la misma pero tenés más trabajo, porque la gente te pide todo, las redes, la televisión, los eventos", afirmó.

A pesar de esas dificultades, reconoce que hay "nuevas posibilidades" en el contexto actual.

Los 14 años que separan la última emisión de X FM en la frecuencia 100.3 y su nueva etapa han traído cambios tecnológicos radicales, que se aplicarán a esta segunda fase de la emisora. Tanto su faceta radial como audiovisual tendrán su base en internet, más allá de la emisión por la 92.3 (que hace algunas semanas sufrió la caída de su antena, lo que demoró la salida de la nueva radio pero a su vez le asegura un nuevo dispositivo con mayor alcance) y la 89.7 FM.

Las redes sociales también son otra diferencia entre las dos encarnaciones de la emisora. Ahora tendrán un papel clave en la comunicación con el público y serán la plataforma en la que se realizarán iniciativas como lo que Fontaina llama "ganátela", y que consiste, por ejemplo, en publicar un video subiendo a un ómnibus y saludando con un "buenos días" a cada pasajero para recuperar las costumbres perdidas. Los "me gusta" de cada video sumarán puntos al usuario en sorteos y competencias. El director de la radio reconoce que "ahora por las redes, de frente o a escondidas, te tiran flores y te tiran mierda. Es un mundo con el que estamos aprendiendo a lidiar".

Si bien aún no ha concretado acuerdos oficiales, la X busca contar con un programa en televisión abierta y en cable, un acuerdo con ANTEL para emitirse por Vera TV y la concreción de aún más espectaculos musicales, como el regreso del ciclo La X en vivo, que incluirá en su cartel desde heavy metal hasta salsa colombiana. "La X es rock en la actitud de vida, no se limita a la música", explicó Fontaina.

La nueva grilla

El 8 de abril, con un espectáculo en el Auditorio del Sodre, la segunda etapa de X FM tendrá su lanzamiento oficial, y a partir del lunes 17 comenzará a emitirse su primer programa. Conducido por Pedro Dalton (vocalista de la banda Buenos Muchachos) y los actores Roberto Suárez e Ignacio Mendi, lleva por nombre Monos con escopeta y se emitirá de lunes a viernes de 9 a 12.

Durante las siguientes semanas, de a uno, continuarán estrenándose los programas "a medida que estén prontos para salir". Una vez que todo quede armado, la grilla comenzará con La mañana de la X, que combinará música y noticias, con la radio manejando su propia agenda de temas noticiosos, seguida de Monos con escopeta. En la tarde estará el programa Qué pasa, que remitirá en aspectos como la edición de audio a "los viejos programas de Petinatto, va a ser algo muy argentino".

Luego habrá un segmento que apunta al viejo público de la radio y que incluye los programas La canción sigue siendo la misma, conducido por José María Barrios, que se dedicará al blues, el jazz y el rock clásico, y Dejá que hablen, con Álvaro Gaynicotche. El resto de la programación estará compuesto por música, uno de los rasgos identitarios de la emisora que volverá en esta etapa.

Además de Pedro Dalton, la X buscará que otros músicos tengan su espacio, aunque aún resta confirmar sus participaciones. Es el caso de Rubén Rada y Garo Arakelian, con quienes están en conversaciones para que conduzcan un ciclo de entrevistas a emitirse durante algunos meses.

La X fue un fenómeno cultural durante su existencia, y su retorno removió el componente nostálgico de sus oyentes. Pero Fontaina asegura que en su caso "la nostalgia no pesa nada". "Hay un pasado, que está ahí y nos marca, y nos apoyamos en él para usarlo de trampolín, pero si bien va a haber un componente de la vieja X para mimar a los viejos oyentes, es todo nuevo", algo que va desde la programación hasta los conductores, en su mayoría jóvenes sin largas trayectorias en los medios.
Y por encima de todo, la noción de que esta vuelta es un experimento. "No tenemos miedo a equivocarnos y tener que hacer las cosas de nuevo", concluyó Fontaina.

La nueva X y el rock

El vínculo de la X FM y la música uruguaya es extenso. Desde su inicio fue uno de los principales vehículos de difusión para el rock uruguayo, y es uno de los aspectos más recordados y venerados de la emisora. En esta segunda etapa, la X mantendrá ese contacto. Alejandro Fontaina consideró que la radio uruguaya no se arriesga en lo que emite, y que en comparación con aquellos años se produce "mucha buena música". Por eso, los artistas nuevos tendrán su oportunidad para difundirse y generar horas en una sala de ensayo gratuita que la radio pondrá a disposición. "Si sos bueno te vamos a grabar y a pasar por la radio", prometió.

Populares de la sección

Acerca del autor