El responsable de las risas en el cine

De cómo un joven fanático llamado Judd Apatow se convirtió en uno de los creadores más prolíficos de la comedia en del cine, la TV y ahora en Netflix
Jerry Seinfeld esperaba a un periodista en su apartamento de West Hollywood, -Los Ángeles- cuando vivía allí en 1983. Todavía faltaban seis años para que se estrenara la serie homónima que lo hizo mundialmente célebre, pero Seinfeld ya era una figura respetada en la escena de la comedia en vivo.
Para su sorpresa, al abrir la puerta de su hogar se encontró con un quinceañero portando una grabadora de casete en lugar del reportero adulto que él esperaba.

El entrevistador era Judd Apatow, hoy convertido en un ícono de la comedia cinematográfica moderna que ha impulsado la carrera de actores como Steve Carell, Seth Rogen y James Franco. Pero hace 33 años, Apatow era apenas un joven fanático de la comedia que se las ingenió para entrevistar a sus ídolos para su programa de radio del liceo, cuyo alcance de onda no superaba el estacionamiento del
instituto, lo que dice bastante de su perseverancia para salirse con la suya.

El encuentro con Seinfeld es relatado en Sick in the head – Conversations about life and comedy, un libro autobiográfico en el que el director, productor y guionista comparte su pasión por la comedia con una compilación de entrevistas a figuras como Mel Brooks, Steve Martin y Adam Sandler, entre otros.

Pero más allá de su pasatiempo como entrevistador, Apatow es una de las figuras más prolíficas de la industria del espectáculo estadounidense actual. Ha tenido una de las carreras más exitosas en el cine de comedia de los últimas dos décadas y ahora busca afianzar esa notoriedad en plataformas como Netflix.

Dirigió éxitos de taquilla como Virgen a los 40 (2005) y Ligeramente embarazada (2007). y produjo otras tantas películas igual de populares como Supercool (2007) y Damas en guerra (2011). Recorrer su filmografía lo posiciona como el responsable de gran parte de los últimos hits de Hollywood a la hora de hacer reír y ahora probará ese talento en la pantalla chica.

Apatow estrenó ayer una nueva serie en Netflix titulada Love. La serie seguirá la relación paso a paso de una pareja a medida que se van conociendo. Desde una pareja de tórtolos atípica hasta una galería de personajes secundarios entre vulgares y entrañables, Love parece tener los ingredientes necesarios para adentrarse por primera vez en la cabeza romántica de Apatow.

Para sus seguidores más acérrimos, la ocasión es especial porque se trata del regreso de Apatow al formato televisivo tras su trabajo en Freaks and geeks, una serie que hoy tiene el carácter "de culto" debido a su rápida cancelación –solo se emitió su primera temporada de forma incompleta– y por haberle brindados a estrellas como Franco y Rogen su primera oportunidad laboral. En Uruguay fue emitida en Canal 12 a principios de la década del 2000.

Otro tipo de nerd


La obsesión por la comedia que Apatow define en su libro, comenzó cuando trabajó a los quince años como lavaplatos en un club de comedia. Allí experimentó de primera mano el actor de hacer reír en vivo.

Desde entonces, su popularidad parece deberse a dos elementos muy claros. Apatow ha sabido apostar inteligentemente al talento de artistas incipientes al principio de sus carreras como Jonah Hill –nominado en 2014 al Oscar por El lobo de Wall Street– por su capacidad para hacer reír. Además de eso, en sus obras ha tratado de escapar de las risas fáciles y en cambio lidiar con temáticas más serias como la vida en matrimonio y hasta el cáncer, algo que le ha generado cierto estatus de cineasta autor.

A la vez que un auténtico nerd de la comedia, se puede considerar a Apatow como el impulsor de una comunidad de numerosos colaboradores profesionales (actores, escritores y directores) que comparten su misma pasión y que no tienen inconveniente en prestar sus servicios al director por un par de horas y de forma gratuita, siempre y cuando sea para echarse unas risas.

Love, lo nuevo

Creado por Apatow, Love es la nueva apuesta del cineasta fuera de la pantalla grande, además de la serie Girls (HBO), en la que oficia de productor ejecutivo. Ya con una orden de dos temporadas por parte de Netflix, la primera temporada de 10 episodios de Love se emite allí desde el viernes. Está protagonizada por el actor Paul Rust y la actriz Gillian Jacobs, quienes no han tenido mucha exposición en Uruguay. Según explicó Apatow al portal HitFix, cada episodio de Love ha sido concebido como una película y sus creadores afirman ser conscientes de cómo ha cambiado el formato de consumo narrativo debido a plataformas como Netflix a la hora de elaborar el guión. "Es la historia de una relación", indicó Apatow. "Cada episodio ve cómo esa relación avanza paso a paso. La primera vez que se ven, la primera vez que hablan, se llaman, salen. Hay una construcción lógica de la historia", explicó el director. Dada la aproximación a la comedia romántica que Apatow ha preferido en muchas de sus películas, es de esperarse que Love tenga, además de varios momentos entrañables, situaciones cargadas de intercambios incómodos entre sus protagonistas en pos de provocar la carcajada de los espectadores.

Populares de la sección

Acerca del autor