El Rey de la selva retorna a la pantalla en una versión sombría

Uno de los personajes más famosos del cine presenta nuevo rostro
Tarzan tiene el honor de ser uno de los personajes con más apariciones fílmicas de la historia. Desde 1918 a la fecha se han producido decenas de versiones del "rey de la selva" en diversos formatos y una extensa lista de actores han encarnado al personaje, comenzando por Elmo Lincoln en 1918, y sucedido entre otros por el nadador olímpico Johnny Weissmuller, Gordon Scott, y la voz de Tony Goldwyn en el filme de Disney de 1999.

Ahora es el turno del sueco Alexander Skarsgard, protagonista de La leyenda de Tarzan, estrenada ayer en los cines uruguayos. La película plantea una versión "moderna" del personaje, lo que significa una película más oscura y sombría, en la línea de adaptaciones recientes de historias, cuentos y personajes clásicos.

El Tarzan de esta historia comienza su aventura lejos de las selvas del Congo, de las que salió años atrás acompañado de su ahora esposa, Jane Porter. Viviendo en Londres como John Clayton, el antiguo niño de la selva retorna al continente africano a pedido de Leopoldo, el Rey de Bélgica.

Acompañado por Jane y por el aventurero estadounidense George Washington Williams (Samuel L. Jackson), Tarzan descubrirá a su llega a un nuevo enemigo en la figura de Leon Rom, un siniestro funcionario del gobierno belga.

La leyenda de Tarzan es dirigida por David Yates, responsable de las cuatro películas finales de Harry Potter (además de estar a cargo de Animales Fantásticos y donde encontrarlos, derivada de la saga del mago), por lo que este será su único respiro entre tantas varitas mágicas y hechizos.

En su intención de revivir al personaje en el mundo contemporáneo, un mundo diferente al de la época en la que surgió el personaje y de su época de oro, La leyenda de Tarzan tiene una difícil tarea por delante, aunque el cine es territorio natural para el rey de la selva y siempre tendrá un espacio en él.



Populares de la sección