El SMU se retira de la supervisión de la huelga de Diyab

ASSE continuará con la asistencia. El ex Guantánamo salió del coma y está lúcido

La Comisión de Derechos Humanos del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que supervisaba y brindaba asistencia al refugiado sirio Jihad Ahmad Diyab, dejó de asistirlo esta mañana porque el exrecluso de Guantánamo se resiste a recibir suero. De todas maneras, la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) continuará brindándole atención médica.

Diyab salió del coma a la hora 23 de este miércoles y recuperó la lucidez gracias a que fue hidratado con suero por los médicos. "Su coma tenía que ver con la deshidratación. Como él no quería el suero, no quería hidratación, entonces se lo sacó" apenas recuperó la lucidez, informó a El Observador la doctora Julia Galzerano, que junto a Teresa Sandar supervisaron la huelga del refugiado en representación del SMU.

"Le explicamos que él tenía que seguir con la hidratación pero no aceptó. También le explicamos que si no aceptaba la hidratación, como Comisión de DDHH del SMU nos retirábamos de la supervisión de la huelga por protocolo", explicó Galzerano, que mantuvo una reunión con el refugiado esta mañana, a la hora 8. "Nos dijo que nos entendía. Nosotros le dijimos que está el principio de autonomía, el principio de los derechos del paciente. El entendió y agradeció lo que habíamos hecho aunque no estaba de acuerdo (con que le brindaran suero)", agregó la doctora.

"El que hace una huelga de hambre no quiere morirse, quiere conseguir lo que pide. Él lo que pide es reunirse con su familia y sabe las consecuencias que enfrenta, sabe que puede morir, se lo explicamos. Pero él dice que aspira a conseguir lo que tanto pide", dijo Galzerano. "Si las cosas cambian, quedamos a la orden para que nos llamen", concluyó.

Por su parte, el vicepresidente del SMU, Alfredo Toledo, explicó a El Observador que "la participación del sindicato siempre es de contralor y evaluación: que se cumplan los protocolos; no es una acción directa". Toledo agregó que "ASSE está haciendo la atención directa y nosotros el seguimiento y la evaluación, para que se respeten derechos del paciente y se cumplan las indicaciones médicas".

"Solicitamos un informe jurídico que respalde la actuación de los médicos porque es una situación muy diferente a todas. Hay que garantizar a médicos que desde el punto de vista ético y médico se está cumpliendo la tarea", explicó Toledo.

El vicepresidente del SMU destacó que los médicos no tienen "antecedentes sanitarios totalmente claros". "Sabemos cómo puede impactar una huelga de hambre en una persona sana, pero en él no sabemos", advirtió.


Populares de la sección