El traslado de los granos en riesgo de un parate

Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre analiza medidas tras acusar a la Asociación de Comerciantes de Granos de no cumplir acuerdos de precios de fletes

La Intergremial de Transporte Profesional de Carga Terrestre en Uruguay (ITPC) podría adoptar el martes medidas que afecten el normal desarrollo de la actividad de traslado de la producción de granos en el país, en un momento clave de la zafra, dado que se esta completando la cosecha de cultivos de invierno en distintas chacras en todo el territorio nacional.

Ello responde a "la situación planteada en la actual zafra de trigo, donde la Asociación de Comerciantes de Granos no ha respetado los acuerdos de fletes terrestres preexistentes", se argumentó.

Según se informó a El Observador este sábado, la Comisión Directiva de dicha gremial ha resuelto convocar a las distintas gremiales asociadas a una reunión de carácter grave y urgente en la sede de ITPC, en Montevideo, el próximo martes 16.

El objetivo es analizar la situación y eventualmente adoptar decisiones que reviertan la misma.

Desde la gerencia de la ITPC, ejercida por Humberto Perrone, se indicó que esta situación se origina "tomando en cuenta que algunos precios propuestos a los transportistas por comerciantes y productores no permiten cubrir los costos de operación anualizados, fomentando la informalidad y la evasión en el sector".

Además, se considera que "a pesar de estar en la finalización de la zafra, aún en muchos casos no se conocen precios de estos acarreos, pero sí pre anuncios de importantes rebajas a los acordados, sumado a esto que algunas propuestas recibidas por los transportistas incluyen plazo de pago superior a los seis meses".

 

Campaña complicada

Esta situación ocurre sobre el tramo final de una campaña triguera complicada. Los problemas se gestaron ya al inicio, en pleno invierno, cuando no se pudo alcanzar el área de siembra estimada debido a los excesos de precipitaciones, al punto tal que se habría llegado a unas 300 mil has, el 50% de la intención original. Luego, en la primavera, también llovió más de lo necesario y eso incidió en un grano que, cosechado, en muchos casos posee un peso específico menor al ideal y debe destinarse a un consumo forrajero. Uruguay, se estima, no tendrá dificultades para cubrir la demanda interna, mas el saldo exportable será muy pequeño. En cuanto a los rindes, hay chacras con logros destacados, próximos a los 5.000 kg por hectárea, pero son excepciones: lo habitual es que oscilen en los 2.500 kilos/ha, si bien no hay datos oficiales definitivos.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios