El uruguayo toma menos, pero mejor

Consumo de vino cayó en 2016, aunque sigue creciendo la venta de VCP

Las estadísticas del Instituto Nacional de Vitivinicultura (Inavi) correspondientes a 2016 confirman dos tendencias sobre el consumo de vino en Uruguay. En primer lugar se consolida una caída en los litros totales que toman los uruguayos cada año, algo que se registra desde hace un buen tiempo. En 2016 con respecto al año anterior, se consumió 4% menos de litros. Pero a la vez se constata un crecimiento en las ventas de vino fino, es decir, el que se envasa en botellas de tres cuartos litro y se etiqueta con el rótulo VPC (Vino Calidad Preferente).

Eso último empezó a notarse en 2010, hasta que en 2014 empezó a dar saltos más notorios. Y el año pasado no fue la excepción, ya que se incrementó la venta en 3,7%. La cifra no es rimbombante pero es importante en el contexto de la industria en general.

La caída del consumo de vino tiene varias explicaciones según los entendidos, fundamentalmente por la preferencia por otras bebidas como la cerveza y otras destiladas.

En tanto, se puede presumir que ese refinamiento en el consumo de vino por parte de los uruguayos está de la mano de al menos dos cosas: una es objetiva y tiene que ver con el alza en el poder adquisitivo, y como se sabe, el uruguayo elige mejorar su consumo y bienestar cuando tiene un peso de más en el bolsillo. Y lo otro es más subjetivo y está relacionado con una moda gourmet o gusto por productos de mayor calidad, donde el vino fino uruguayo entra con mucha fuerza.

Grafica VCP

El presidente de la Asociación de Enólogos del Uruguay, Fernando Pettenuzo, dijo a Sacacorchos que efectivamente se nota un "desplazamiento" en el consumidor del vino común al vino fino. "Lo fundamento en que el consumidor se vuelve más exigente y su paladar se vuelve más exigente. Como técnico noto que cada vez me hacen más preguntas y hay más interés por novedades, variedades, cortes, estilos y terroir".

Pettenuzo compartió la visión sobre el crecimiento económico para explicar el cambio de hábito. "El consumidor ha tenido una evolución y cuando se tiene un poder adquisitivo mayor, se quiere tomar cosas mejores", dijo.

Por otra parte, aseguró el presidente de la Asociación de Enólogos, existe una oferta cada vez más importante de vino uruguayo fino.

Finalmente remarcó que la damajuana de 10 litros es el envase que más ha bajado en los últimos años, con un crecimiento de vino en 1,5 litros o en Tetrapack, lo cual demuestra, a juicio de Pettenuzo, que la gente elige productos envasados en origen en vez de suelto.


Comentarios

Acerca del autor