El viaje en el ómnibus que ingresa y retira vecinos al barrio Marconi

El Ministerio del Interior destina un servicio gratuito desde las 7.30 hasta las 20.30 mientras el 405 no retome su ruta normal
Servicio de ómnibus gratuito en Marconi
El Ministerio del Interior ofrece un vehículo para cubrir el recorrido que los ómnibus de línea no han retomado luego de los incidentes en el barrio.

Graciela vive por el barrio Aguada pero va al barrio Marconi dos o tres veces por semana a visitar a una amiga. Normalmente hace trasbordo con el ómnibus 405 de Coetc, pero desde que empezó la semana, tuvo que caminar más de lo normal porque esa línea dejó de transitar por el bulevar Aparicio Saravia.

Hoy por la tarde estaba mirando la televisión en lo de su amiga y se enteró que un vehículo del Ministerio del Interior iba a hacer el recorrido que el ómnibus dejó de hacer por tiempo indeterminado, a raíz de los incidentes ocurridos el viernes pasado. Fue a una parada donde teóricamente debería pasar el 405 y se tomó el ómnibus del Ministerio del Interior, que la alcanzó hasta la avenida General Flores, de forma gratuita. Para Graciela fue "una solución", según dijo a El Observador.

El vehículo comenzó a circular desde la hora 16.30 de hoy y lo seguirá haciendo hasta nuevo aviso. A partir de este jueves, el primer recorrido comenzará a la hora 7.30 y el último saldrá a las 20.30, desde Aparicio Saravia y General Flores hasta Aparicio Saravia y Burgues.

Vea también: ¿Por qué es tan importante la línea 405 para los vecinos de Marconi?l

El sociólogo Gustavo Leal, responsable del programa Convivencia y Seguridad Ciudadana, explicó a El Observador que el trayecto implica unas 14 cuadras, tiene una duración de 15 minutos de un punto al otro y el ómnibus frena en las 10 paradas que recorre originalmente el 405 en la zona. "Hubo una serie de incidentes el día viernes y la zona se normalizó a partir del fin de semana. Nosotros desde el Ministerio del Interior garantizamos que existen niveles altos de seguridad para poder transitar", dijo. Desde la ventana del ómnibus, se podía ver a decenas de policías custodiando las calles.

"Nosotros resolvimos, con el aval del máximo nivel del Poder Ejecutivo, tomar esta iniciativa, a la espera de que el servicio se restablezca" - Gustavo Leal, asesor del Ministerio del Interior en el área de convivencia

Durante la tarde de hoy, Leal y otro funcionario del Ministerio del Interior se bajaron en las esquinas para repartirle folletos a los vecinos donde se indicaba el recorrido del ómnibus, la frecuencia y el horario. Para el sociólogo, el ómnibus implica garantizarle a los vecinos "el derecho a tener un transporte digno y a poder llegar a sus casas tranquilamente". "Que sea una señal de que no hay ciudadanos de primera o de segunda, todos tienen derecho a vivir en un barrio y a poder tener acceso a ciertos servicios", indicó.

Bus Ministerio del Interior Marconi

Leal indicó que la cartera del Interior le planteó el lunes a Coetc que se debían reintegrar los servicios y les ofreció que dos policías se subieran al 405 cuando fuera a ingresar a Aparicio Saravia desde General Flores hasta Burgues, pero los trabajadores se negaron, según dijo a El Observador el secretario general del sindicato de cooperativas del transporte (Ascot), Jorge Acosta. Los trabajadores entienden que "no es bueno hacer un viaje con policías arriba" ya que los trabajadores pueden "ser blanco de alguna bala perdida que apunte al policía".

El chofer que los llevaba al partido de fútbol

El ómnibus que desde hoy en la tarde circula de forma gratuita por Aparicio Saravia es utilizado por el Ministerio del Interior para programas como Pelota al Medio a la Esperanza, Plan Siete Zonas o Jóvenes en Red, que está dentro de la órbita del Ministerio de Desarrollo Social.

Sobre las 18 horas, un grupo de niños y adolescentes se subió al ómnibus para "pasear". "Esto es como para irnos de campamento", le dijo uno al resto, mientras caminaban hacia el fondo. Era imposible que se sentaran.

Uno de ellos se acercó al chofer, como si lo conociera de algún lado. De hecho, lo conocía. "Chofer, chofer, vos sos el que nos llevaba a los partidos de fútbol del liceo, ¿no?", le preguntó. El hombre le respondió que sí y se sonrió, orgulloso de que lo habían reconocido.


Populares de la sección

Acerca del autor