Elegida para la gloria

Se estrena La llegada, una película del canadiense Denis Villeneuve que no hay que perderse bajo ningún motivo

Es sorpresivo el ritmo de trabajo que un director obtiene una vez dentro de una industria prolífica como la del entretenimiento estadounidense. Mientras que en febrero se anunciaba que el canadiense Denis Villeneuve dirigirá Blade Runner 2049, secuela del clásico de ciencia ficción, seis meses después ya se publicaba el primer avance de su nueva y octava película: La llegada.

Titulada originalmente como Arrival, el filme es una adaptación de un cuento corto de ciencia ficción del escritor Ted Chiang titulado Story of your life (La historia de tu vida). Al igual que en el texto, la película narra la aparición repentina de una docena de naves alienígenas en diferentes puntos a lo largo de la Tierra.

Pero a diferencia de otras películas recientes del género en las que la interacción entre los terrícolas y los extraterrestres toma una dirección bélica, La llegada se centra en una interrogante evidente en el posible caso de que la humanidad sea visitada por una raza proveniente de otro planeta: cómo comunicarse.

La protagonista de la La llegada es Amy Adams, quien encarna a la lingüista Louise Banks, una profesora reclutada por el ejército de Estados Unidos para intentar dialogar y comprender el idioma utilizado por los alienígenas. Adams es secundada por el actor Jeremy Renner, quien interpreta a un astrofísico con una tarea similar aunque desde el lado de la ciencia.

La dupla debe descifrar las intenciones y la posible amenaza que pueden representar estos extraterrestres, cuya colosal nave negra se encuentra posicionada en un campo de Montana. Once equipos de militares y científicos, mientras tanto, deben trabajar en lo mismo en otros países, en un conflicto global cuyo protocolo se construye sobre una nerviosa marcha .

La llegada es una película que provee un paso auspicioso para todo el equipo involucrado. Adams, por ejemplo, cuenta ahora con dos papeles este año que fácilmente le podrían valer una nominación al Oscar a Mejor actriz, gracias a su otro protagónico en Animales Nocturnos, de Tom Ford. Debido la naturaleza del filme, de todas formas, es difícil que eso suceda, dado que los votantes de la Academia prefieren dramas tradicionales sin alienígenas involucrados.

La esperanza para Adams se mantiene, sin embargo, en el ingreso de más de 600 nuevos miembros de la institución que ingresaron a principios de este año para realizar una votación más heterogéna que proponga mayor diversidad, no solo racial, sin también entre géneros y películas independientes y aquellas con mayor promoción, entre las obras y actores nominados.

Denis Villeneuve
Denis Villeneuve en e rodaje de <i>Sicario </i>en 2015
Denis Villeneuve en e rodaje de Sicario en 2015

Por su parte, Villeneuve –quien todavía no ha sido nominado al Oscarcomo director– demuestra que es uno de los cineastas más ambiciosos e interesantes trabajando actualmente.

Su primer éxito notable fue Incendies (2011), que obtuvo una nominación a Mejor película extranjera en representación de Canada. A ese filme le siguió las poderosas La sospecha (2013) y Sicario (2015), dos dramas criminales diferentes entre si. También es recomendale la poco convencional Enemy (2014), protagonizada por Jake Gyllenhaal y basada en una novela del escritor José Saramago.

Si La llegada sirve como una antesala para la propuesta que el director brindará a la secuela de Blader Runner –que contará con Ryan Gosling y el regreso de Harrison Ford como Rick Deckard– entonces los fanáticos de la ciencia ficción encontrarán en Villeneuve a un nuevo e indiscutido líder.

Ciencia ficción cautivante y poco convencional

La llegada es un película que, desde su descorazonadora escena inicial, invita a la creación de un ambiente contemplativo. El filme de Villenueve no es convencional dentro de la ciencia ficción reciente y está apoyada de un trabajo destacable por donde se lo mire: los efectos especiales (originales, deslumbrantes y tan necesarios para el género), un montaje engañoso pero efectivo y las actuaciones –particularmente la de Amy Adams– son sus puntos fuertes.

Es su personaje y los cambios personales que atraviesa como profesional, mujer y madre el verdadero foco emocional en el largometraje, que devela sus verdaderas intenciones en uno de los mejores resoluciones finales que se han visto en la pantalla grande últimamente. Contar los detalles que hacen de esa resolución una genialidad, sin embargo, sería atentar contra ella.

El resto del elenco, encabezado por Jeremy Renner y Forest Whitaker, brinda las piezas necesarias para terminar de armar el puzzle de suspenso propuesto por el entorno de pánico gubernamental que rodea a los personajes.

En La llegada, Villeneuve y el guionista Eric Heisserer presentan un relato que aprovecha cada uno de los elementos narrativos que el cine ofrece, por lo que vale prestarle suma atención a los diálogos y a la sucesión de una escena con otra, ya que ahí también se encuentra un relato importante no explícito. Quien busque una película sobre una invasión extraterrestre predecible, se irá decepcionado. Quien se deje sorprender, verá que no será raro querer verla nuevamente para apreciarla en su totalidad.


Populares de la sección

Acerca del autor