Embajador ruso asesinado, un experto que ayudó a recomponer la relación con Turquía

Karlov mejoró el vínculo diplomático tras fuertes tensiones; hay seis detenidos por el crimen
El embajador de Rusia en Turquía, Andrei Karlov, asesinado el lunes en Ankara por un miembro de la policía antidisturbios que se hizo pasar como un custodia, era un diplomático avezado que contribuyó a distender las relaciones entre Ankara y Moscú después de fuertes turbulencias.

El diplomático de 62 años había sido asignado en Turquía en 2013, cuando los dos países intentaban reforzar sus relaciones comerciales pese a sus profundas discrepancias en torno a la guerra en Siria.

En noviembre de 2015, las relaciones entre los dos países se envenenaron cuando un cazabombardero turco derribó un avión de combate ruso en la frontera siria, un acto calificado por Moscú de "puñalada por la espalda".

Transcurridos siete meses, el presidente ruso Vladímir Putin y su homólogo turco Recep Tayyip Erdogan empezaron a aplacar las diferencias.

La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Maria Zakharova, calificó el lunes el asesinato del diplomático como un "día trágico" en la historia del país y de su servicio diplomático.

"Hizo cuanto pudo por solventar la crisis en las relaciones turco-rusas, desatada hace un año por estos acontecimientos trágicos", explicó y añadió que Karlov en los últimos años "concentró la mayor parte de sus esfuerzos" en la búsqueda de una solución en Siria y la estabilidad en la región.

Rusia dio apoyo militar en Alepo al régimen de Bashar al Asad, mientr as que Turquía lo hace con la oposición que intenta derrocarlo desde 2011.

Vinculación

El asesino del diplomático, un policía turco, Mevlüt Mert Altintas fue filmado mientras gritaba "Alepo" y "Allahu Akbar" ("Dios es grande") después de haberle disparado al embajador durante la inauguración de una exposición artística en Ankara, un acto que Moscú tildó como terrorista.El atacante fue abatido por fuerzas de seguridad turcas.

El asesino pudo estar vinculado al predicador Fethullah Gülen, acusado de haber organizado el fallido golpe de estado del 15 de julio pasado, según informaron varios medios de prensa.

Mientras tanto, se informó ayer que seis personas, incluidos los padres y la hermana del asesino, seguían detenidas en relación a la muerte del embajador ruso.

Las seis personas, familiares y personas cercanas al asesino, fueron detenidas en Aydin, ciudad del oeste de Turquía, de donde era oriundo el policía, indicó la agencia de prensa Dogan.

El asesinato de Karlov –que fue llevado a Moscú para su funeral– tuvo lugar en el barrio de las embajadas, lo que plantea dudas sobre la seguridad en la capital turca, que fue sacudida por varios atentados.

Además, ayer de madrugada un hombre abrió fuego frente a la embajada estadounidense en Ankara aunque sin causar víctimas. Tras el incidente, Estados Unidos anunció el cierre de todas las sedes diplomáticas estadounidenses en Turquía durante la jornada del martes.

Después del asesinato del embajador ruso, los presidentes turco y ruso, Recep Tayyip Erdogan y Vladímir Putin, denunciaron una "provocación" tendiente a torpedear las relaciones entre ambos países.

En Ankara, las autoridades desplegaron policías suplementarios y camiones antidisturbios para reforzar la seguridad en torno a la embajada de Rusia.

El asesinato de Karlov tuvo lugar luego de varios días de manifestaciones frente a las sedes diplomáticas rusas en Ankara y Estambul contra el apoyo de Rusia al gobierno sirio de Bashar al Asad.

Dieciocho investigadores


Que integran los servicios secretos y diplomáticos rusos llegaron ayer a Ankara para colaborar en la investigación del asesinato del embajador.



Populares de la sección