Embajadora dijo que la relación con Uruguay puede dañarse

"Estamos en días muy complicados", advirtió la diplomática israelí

La embajadora de Israel, Nina Ben Amí, dijo que algunos países estaban dispuestos a abstenerse cuando el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas propuso condenar a Israel por su política de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén, pero a último momento decidieron cambiar el voto. "Ellos también cayeron", se quejó. En entrevista con El Observador, la diplomática contestó "sí" cuando se le preguntó si la relación bilateral con Uruguay puede llegar a dañarse y dijo que en estos días estuvo en estrecho contacto con el canciller, Rodolfo Nin Novoa. "Dicen que están en contra de los asentamientos, pero que no quieren hacer cosas que dañen a Israel. Y esta resolución sí hace daño a Israel", sostuvo.

Usted dijo que Israel está decepcionado con el voto de Uruguay en Naciones Unidas. ¿Uruguay pudo haber hecho algo diferente?

Sí, claro. Podía abstenerse o votar en contra. Incluso podía ausentarse de la sala. Hay un menú de posibilidades que existen en la acción diplomática.

Pero para lo que fue el contexto de la votación –14 países votando a favor de la condena y Estados Unidos que es aliado siempre absteniéndose-, ¿era esperable que Uruguay hiciera otra cosa?

Había posibilidades que otros países también se abstuvieran. Fue hablado. Algunos países amigos de Israel dijeron que iban a abstenerse y a último momento ellos también cayeron. Uruguay no es el único país.

¿Una abstención hubiese sido vista con mejores ojos por Israel?

Sí, claro. Habríamos apreciado una abstención. Pero no llegó así que estamos en ese momento complicado. Uruguay toma sus decisiones. Somos países amigos pero el primer ministro dijo muy claro que habrá consecuencias. A los embajadores en Nueva Zelanda y Senegal ya los llamaron en consulta.

¿No es el caso de Uruguay ese?

No.

¿Por qué?

Porque esos dos países (Nueva Zelanda y Senegal) fueron co-espónsores de la resolución. Es como un nivel peor. Es diferente eso a apoyar una solución.

¿La relación bilateral con Uruguay puede llegar a dañarse?

Sí. Estamos en días muy complicados. Estamos con una decepción importante porque Uruguay es un país amigo y siempre ayudó a Israel en los foros multilaterales. El primer ministro le indicó eso al canciller en su reunión en Israel hace menos de un mes. Le dijo que Uruguay es como un líder porque hubo momentos que en el sistema multilateral Uruguay fue excepcional para ayudar a Israel. En este caso Uruguay no llegó a nuestra expectativa.

Pero a un país "amigo" también se le puede aceptar que tome una decisión legítima manifestando una opinión diferente a lo que Israel piensa. En el fondo de la cuestión para Uruguay los asentamientos son ilegales y, como tal, están funcionando como un obstáculo para la solución del conflicto. ¿Diría que Uruguay no tiene derecho a pensar eso y a votar de manera consecuente?

Claro que puede haber diferentes opiniones de ese tema. Pero la resolución que fue votada no es solamente para los asentamientos. Es una resolución antiisraelí y es una resolución que dice que todo territorio que fue ganado por Israel después del 67 (en referencia a la guerra de junio de 1967) es palestino.

Si tu eres palestino tienes el visto bueno de ONU para decir que todo es tuyo. Y si la idea es llegar a un proceso de paz ¿con qué tierra podemos hacer la negociación ahora? No tenemos tierra para negociar y eso es un problema. No es lo mismo decir "vamos a llamar a volver a la negociación" que a votar esta resolución que es peligrosa.

Estamos decepcionados porque la posición de Uruguay, como me explicó la gente de cancillería, fue siempre de apoyar a Israel, que están en contra de los asentamientos, pero que no quieren hacer cosas que dañen a Israel. Y esta resolución sí hace daño a Israel.

En 2005 estuvo el precedente de la salida de Gaza y en ese caso no se negoció tierra por paz.

¿Y qué pasó? Dimos la tierra sin negociación y recibimos diez mil misiles en Israel. Eso salió terrible. Es un tema tan complicado y complejo que, como dijo el presidente Obama en un discurso hace algunos años, vamos a resolverlo solo cuando las partes estén en la mesa de negociaciones juntas. Hay que chequear cada resolución si eso ayuda a traer a las dos partes a la mesa o más lejos. Y, desde esa perspectiva, hoy un palestino no tiene ningún interés en llegar a la mesa.

En ese sentido, esta resolución se puede leer como una batalla ganada para el pueblo palestino en su estrategia de acudir a los organismos internacionales para resolver el conflicto. ¿Pero no era esperable para Israel que, sin la protección de Estados Unidos, un día pasara que la ONU votara una resolución en contra?

La única vez que hubo algo parecido fue hace 35 años con Jimmy Carter. Pero fue una situación diferente. Tenemos esos 35 años de experiencia en los que Estados Unidos siempre ejerció el veto. Ahora hay muchas personas dentro de la administración estadounidense, incluso demócratas, que están enojados con la decisión de Obama. Lamentablemente esta resolución no ayuda en nada para llegar a la paz.

¿Cree que Uruguay estuvo presionado para votar de la manera que votó?

Uruguay es un país soberano e independiente que toma sus decisiones como piensa. No voy a comentar cómo llegaron a tomar sus decisiones.

¿Estuvo en contacto con el canciller Nin Novoa después de esta situación?

Yo estuve varias veces en contacto con el canciller en los últimos días.

¿Qué fue lo que usted le dijo?

Seguimos en contacto. Fue un día un poco duro el viernes.

Israel es el socio número 12 de Uruguay en el ránking de exportaciones ¿Eso puede cambiar?

No lo sé. No quiero hacer especulaciones respecto al futuro.

En el fondo de la cuestión, ¿los colonos israelíes cometen una ilegalidad a su juicio?

No. Esta gente está viviendo en una tierra en la que hay judíos desde a ntes de que hubiera un sueño palestino de algo. Estamos prontos para hacer compromisos profundos y a sacar a la gente de sus hogares para llegar a la paz. Ya resolvimos el conflicto con Egipto y con Jordania. Ya salimos de asentamientos y de Gaza. Lo podemos hacer también con los palestinos pero hay que sentarse a la mesa. Netanyahu ya congeló la construcción de asentamientos diez meses esperando que los palestinos llegara a la mesa y no pasó nada. Se necesitan dos para el tango.

¿Israel hará algún cambio a partir de esta resolución?

No. Israel no va a aceptar la resolución.

Populares de la sección

Acerca del autor