Emergencia de salud mundial por los casos de microcefalia

La OMS estudiará la enfermedad en niños para saber si es consecuencia del zika
El Comité de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció una emergencia sanitaria de alcance internacional para los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil. Aclaró, sin embargo, que el virus del zika no es una emergencia mundial porque no se comprobó la relación entre este y la microcefalia.

Así lo anunció ayer de tarde en rueda de prensa en Ginebra la directora general de la institución, Margaret Chan, quien dijo "que los casos de microcefalia y otros desórdenes neurológicos por sí mismos, por su gravedad y por la carga que conllevan para las familias constituyen una amenaza por sí sola y por eso he aceptado la recomendación del Comité".

"El zika poro sí solo no es una emergencia internacional", subrayó reiteradamente el director de emergencias de la OMS, Bruce Aylward. Esa enfermedad es transmitida por el mosquito aedes aegypti, el mismo que contagia de dengue, fiebre amarilla o chikunguya.

"Lo que es una amenaza y por eso una emergencia internacional son los dos grupos de casos de microcefalia en Brasil actualmente y los que ocurrieron en la Polinesia Francesa en 2013 y 2014", dijo a su vez el presidente del Comité de Emergencias, David Heymann.

Microcefalia es cuando el cerebro es más pequeño de lo normal. Esto puede causar dificultades intelectuales, de desarrollo y limitar la inteligencia y la coordinación muscular de por vida.

En Brasil casi 4.000 bebés nacieron recientemente con esta enfermedad, en su mayor parte en el noreste del país. Por ahora hay 270 casos confirmados de microcefalia que son portadores del virus y realizan estudios para poder comprobar que haya una relación causal entre esa malformación y el virus.

En Brasil hay más de un millón y medio de casos de zika y la OMS estima que se pueden infectar hasta a 4 millones de personas en toda América.

Desconcierto

"No hemos podido establecer la relación directa entre el virus del Zika y los casos de microcefalia y desórdenes neurológicos. Eso es lo que debemos investigar. Pero los casos de malformaciones son tan graves que hemos decidido declararlos una emergencia", agregó Heymann.

El experto agregó que "el hecho que se esté expandiendo es otra de los argumentos para declarar la emergencia".

Es por eso que se considera que la asociación entre el virus zika y las microcefalias son un "evento extraordinario". Se necesita mucho trabajo para probar que haya una relación causal entre ambos, agregaron ayer desde la OMS, y no se sabe cuánto tiempo podría insumir esto.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, indicó que la organización no encontró causas para restringir los viajes internacionales o el comercio. De todas formas, recomendó a las mujeres que puedan, que aplacen sus viajes.
Tampoco se sabe si la situación se extenderá por otros países o no. Por ahora se detectó una cantidad inusual de casos de microcefalia en Brasil, en tanto que el virus zika está en 25 países. Ayer en la conferencia, Aylward respondió que la OMS "teme" que estas dolencias puedan "extenderse a otros lugares", aunque no explicó cómo podría ocurrir esto. "Escuchen, es una condición tan seria (las malformaciones y la microcefalia) que tenemos que actuar y tomar medidas preventivas", argumentó Chan.

Región alerta

En un esfuerzo por controlar la propagación del virus, la presidenta brasileña Dilma Rousseff autorizó el ingreso a propiedades privadas por la fuerza.

Una publicación en el boletín oficial da cuenta de un "inminente peligro a la salud pública" y permite el allanamiento por parte de funcionarios de salud de propiedades públicas y privadas que estén abandonadas o cuyos dueños no estén presentes.

Las autoridades buscan lugares donde se reproduzcan los mosquitos que pueden transportar el virus de Zika.

El ministro de Salud brasileño, Marcelo Castro, declaró ayer a la agencia Reuters que la expansión de la enfermedad es mayor de la que se creía, debido a que el 80% de los contagiados no presentan síntomas. Su Secretaría de Estado comenzará a exigir notificaciones obligatorias de los casos por parte de los gobiernos locales a partir de la próxima semana, cuando la mayoría de los estados tendrán laboratorios equipados para la prueba del virus.

Colombia es el segundo país más afectado, con 20.000 casos, y el Instituto Nacional de Salud informó que entre estos hay unas 2.100 embarazadas. Estiman que en el país la epidemia podría afectar hasta 700.000 personas.

No se reportaron casos de microcefalia pero de todas formas las autoridades estiman que podría haber entre 450 y 600 casos, si el virus se expande como ellos calculan que lo hará.

Los ministros de Salud de los países miembros del Mercosur se reúnen hoy en Uruguay para dialogar sobre la enfermedad y para evaluar medidas de cooperación entre ellos.
Fuente: Agencias

Populares de la sección