Empleo detiene su caída y los analistas esperan 2017 estable

La tasa de desocupación se mantiene en 8% por más personas que se vuelcan al mercado
En los últimos meses, los datos del mercado laboral muestra una cierta estabilización del empleo durante el tercer trimestre del año, frente a la marcada tendencia a la destrucción de puestos de trabajo que tuvo lugar desde fines de 2014. Los analistas son cautos y esperan que el mercado laboral recién muestre el año que viene síntomas incipientes de recuperación.

Para comparar los datos de ocupación que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE) y evitar la fuerte volatilidad que presentan mes a mes, es conveniente comparar el promedio de los 12 meses cerrados a cada mes. De esta manera, es posible analizar la tendencia de los números.

Esa línea muestra un alto en la caída desde que, en julio, la medición de empleo en 12 meses alcanzó un promedio de 58,6% de la población en edad de trabajar, el menor valor desde el año móvil finalizado en febrero de 2010.

De hecho, si se mira el último dato mensual que publicó ayer el INE, correspondiente a setiembre, la tasa de ocupación se ubicó en 58,6%, nueve décimas por encima de igual mes del año pasado. Los datos mensuales de empleo venían ubicándose en niveles menores a los de 12 meses atrás desde noviembre de 2014.

Si se miran los datos de desempleo, en la comparación en tendencia también se ve una cierta estabilización, pero a un ritmo más lento que el empleo. Por segundo mes consecutivo, el promedio de los últimos 12 meses muestra una tasa de desocupación de 8% de la población económicamente activa. Este indicador se ve afectado por un incremento en el número de uruguayos que se incorpora al mercado laboral que ha crecido en los últimos meses, lo que implica que habría que crear empleos solo para sostener los niveles de desocupación.

La tasa de actividad –la suma del número de uruguayos ocupados y que buscan activamente un empleo– aumentó de 63,6% en el promedio de los 12 meses finalizados en agosto, a 63,7% en el año móvil a setiembre.

Perspectivas

Si bien la mayoría de los analistas esperan que la economía crezca levemente este año y acelere su paso en 2017, no ven que esa expansión permita que el mercado laboral se recupere. La mediana de los expertos que contestaron la Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador en la última semana de octubre, prevén una tasa de empleo de 58% para el cierre de este año y una leve caída a 57,9% a fines de 2017.

Eso implica que, de cumplirse los pronósticos, se habrán perdido 21.600 puestos de trabajo al cierre de este año. Se trata de un número por debajo de los 33.500 empleos que se deshicieron en 2015. A pesar de la leve caída de una décima en el empleo prevista para el año próximo, se crearían 7.700 puestos de trabajo si se tiene en cuenta el incremento esperado de la población.

Para el director de la consultora Oikos, Pablo Moya, hay que tomar el dato con cierta "cautela" porque se trata de una medición puntual que sigue confirmando una tasa del desempleo en eje del 8%. Explicó que por el lado de la economía real, todavía no se muestran indicadores que permitan hablar de una "recuperación del mercado laboral" porque las exportaciones siguen cayendo y el núcleo de la industria sigue mostrando números negativos en su actividad. "Quizás lo que hoy no se observa es un deterioro mayor del mercado laboral", rescató. Moya estima quizás las mejoras en este indicador recién se podrían configurar luego de transcurrido el primer semestre del próximo año.

Por su parte, el economista Aldo Lema escribió ayer en su cuenta de Twitter que pese al alza del desempleo a 8,4% de setiembre, es una "buena noticia la creación interanual de puestos de trabajos (±35 mil)", ya que fue el "primer aumento en casi 15 meses". El director de Vixion Consultores añadió que la recuperación del empleo y participación laboral "podría ser indicativa también de la recuperación de la actividad y las expectativas del segundo semestre".

Populares de la sección