Emprendedores van por la merienda de los más chicos

Las nuevas marcas se alinean con la tendencia fomentada por el gobierno en las escuelas y apuestan, además, a internacionalizar sus productos a la región y a mercados como Estados Unidos y Australia
El 14 de octubre de 2013, el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la Intendencia de Montevideo lanzaron el Plan de Acción para una Merienda Saludable.

Este fue el puntapié inicial de una serie de políticas que reflejaban la preocupación de las autoridades por el alto consumo de grasas y azúcares en la población más joven.

A partir de una encuesta de enfermedades crónicas no transmisibles, el MSP difundió en aquel entonces que el 27% de la población adolescente presentaba problemas de sobrepeso y obesidad. Además, entre el 9,5% y el 10% de los niños comprendidos entre los 0 y 2 años presentó algún grado de sobrepeso. En 2014 el gobierno tomó cartas en el asunto.

Los esfuerzos del gobierno por guiar a los más pequeños hacia una alimentación más saludable se hicieron visibles a mediados 2014 cuando se promulgó la ley 19.140 y un listado de alimentos recomendados y no recomendados por el Ministerio de Salud Pública (MSP) para su venta en los centros educativos.

En este marco, las cantinas y comercios instalados dentro de las instituciones educativas se vieron obligados a variar su menú y a incluir alimentos que se encontraran dentro de los parámetros establecidos por el MSP. A pesar de que la oferta de grasas trans y productos saturados de azúcares está al alcance de la mano, algunos emprendedores se propusieron cumplir con los requisitos de la normativa para convertirse en una alternativa para padres y niños que sigan los consejos del MSP.

El terror de los alfajores

Maam Pancakes es un ejemplo de producto aconsejado para la venta en escuelas y colegios. A principios de 2015 el emprendimiento dio sus primeros pasos al ofrecer al mercado un innovador pancake de chocolate y, dos meses después, su versión de dulce de leche.
En marzo, Maam pancakes llegará a todos los colegios y universidades privadas de Montevideo. "Queremos y vamos a ser una alternativa para los más pequeños", destacó el gerente comercial de la firma, Javier Blanco, que a partir de mediados de año también exportará sus panqueques americanos a Chile y Argentina.
Maam se comercializa en grandes superficies y se distribuye a Montevideo, Maldonado, San José, Colonia y Soriano.

Un snack diferente

En 2013 surgió DeliChips, una alternativa de snack crocante y dulce realizado 100% con manzanas. "El deshidratado se realiza a baja temperatura con el fin de conservar los nutrientes de la fruta", explicó su director, Alejandro Rodríguez, quien añadió que cada paquete incluye aproximadamente dos manzanas deshidratadas.
"Los niños llegan por medio de los padres que suelen comprarlos en grandes superficies", aclaró el creador de DeliChips, cuyo producto se vende en los centros educativos aunque sus picos de venta se registra en los supermercados.
El emprendedor opinó que en las escuelas y colegios se restringe la publicidad pero no tanto la presencia del artículo en el lugar e indicó que es una norma difícil de regular.
DeliChips piensa en salir al exterior. "Estamos en conversaciones con potenciales clientes de Paraguay, Argentina, Brasil, Colombia, Alemania y Estados Unidos", apuntó Rodríguez.

Frutas y verduras en jugo

Sumo nació de la vocación de emprender de sus cuatro creadores. Antes de aventurarse a otras líneas, Sumo ingresó a las góndolas en diciembre de 2015 a través jugos totalmente naturales, sin agregados ni conservantes y que por estar pasteurizados tienen una vida útil que se estima entre 10 y 20 días.
Además de los clásicos sabores de manzana y naranja, Sumo ofrece jugo verde que contiene manzana roja, manzana verde, acelga, pepino y zanahoria, y jugo rojo compuesto por manzana, naranja, zanahoria, pepino y remolacha; otra variedad que saldrá pronto al mercado es la de manzana, zanahoria y jengibre.
"Es una forma fantástica de que los niños coman verduras a través de algo que les gusta. Tengo una hija de 4 años y una de un 1 año y cuatro meses; se los devoran y me piden el jugo rojo", contó uno de los socios del emprendimiento, Marcos Santarelli. "Tenemos sabores de frutas pero lo novedoso son las mezclas de frutas y verduras", comentó. El jugo se realiza a través de la técnica de prensado en frío que conserva más las propiedades de las frutas y verduras.
Sumo se puede encontrar en las tiendas de conveniencia Kinko y en los comercios de comida saludable: Abrete Sésamo, El ingrediente Secreto y Aromas y Sabores.

Con el foco en los más chicos

Ya sean ingredientes que crujan, se deslicen, sean suaves o intensos, la clave del Almacén de los Chicos está en que sus productos sorprendan y hagan agua a la boca de niños y también adultos.
"Cuando decimos que un alfajor rosado es de remolacha, es de remolacha, no tiene un colorante, y cuando una galletita está bañada en frutilla es de una frutilla de la huerta; no es un saborizante. De esta forma, los niños aprenden los sabores reales de las cosas", explicó su directora, Victoria Mignone, al resaltar que sus productos no tienen agregados ni conservantes artificiales.
"Algunos jardines compran al por mayor en Macromercado, otros nos han venido a comprar a nosotros. En cantinas no estamos tanto porque la distribución es compleja. Es uno de los objetivos de 2016", señaló. El Almacén de los chicos tiene la mira puesta en el exterior de la mano de Uruguay XXI y apunta a Brasil, Australia y Chile.

Populares de la sección

Acerca del autor