Empresa compró inmueble y a los dos días lo vendió casi al doble a la IMM

El Tribunal de Cuentas de la República analizó la venta y acordó observar los gastos del municipio y denunciar a la Junta Departamental

Una firma compró en diciembre de 2016 un inmueble en la zona de Brazo Oriental a U$S 750.000 y en dos días lo vendió en una licitación a la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) por un valor de U$S 1.490.000. Esto significa que la empresa se benefició con un monto similar a su inversión inicial.

Según una resolución del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) que divulgó El País, el municipio habría adquirido el lugar para instalar el servicio de señales luminosas, laboratorios y administración de regulación de alimentarios y el servicio de áreas verdes.

"El procedimiento licitatorio se adecuó a lo dispuesto por el Artículo 33 y siguientes del TOCAF (Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera del Estado)", indica el dictamen del TCR con fecha 22 de marzo de 2017.

Sin embargo, explica que "el pliego de condiciones es en extremo detallista en cuanto a los requisitos que debe reunir como mínimo el inmueble a adquirir, incluyendo no sólo ubicación y superficie sino además las especiales construcciones que deben existir en el mismo, al punto por ejemplo que se indican la cantidad de m2 que debe contar para SSHH".

El dictamen aclara además que no se conocen informes técnicos previos que den cuenta de "la elección en el pliego de determinada zona de Montevideo para la ubicación del inmueble", ni de las características de construcción y medidas requeridas.

Una única oferta se presentó cumpliendo con todos los requisitos mínimos del pliego. La resolución informa que el equipo técnico catastro y avalúo y la dirección superior de la IMM no fijaron un valor de tasación del inmueble ya que para esto es necesario contar con los planos a escala legible. En ese sentido, se limita a expresar que "el precio ofertado es conveniente a los intereses departamentales".

El TCR afirma en el dictamen que no consta que el equipo técnico haya concurrido al lugar para estimar su valor y que en ningún momento se tuvo en cuenta que el inmueble había sido comprado 48 horas antes de la fecha de apertura de ofertas, casi por la mitad del valor al que fue vendido.

Si bien es el intendente a quien le compete – en acuerdo con dos tercios de votos de la Junta Departamental – la adquisición de terrenos y edificios para oficinas y establecimientos departamentales o mandar a construir otros nuevos, el TCR observará los gastos de la IMM ya que no consta que se haya cumplido tal procedimiento. Además denunciará a la Junta Departamental por no ajustarse al principio de buena administración establecido por la Constitución de la República.



Populares de la sección