Empresarios japoneses visitan Uruguay interesados en lácteos

Su objetivo es diversificar los orígenes de leche en polvo y quesos

Integrantes de la compañía japonesa Marubeni visitan Uruguay para conocer la cadena láctea con la intención de diversificar los orígenes de la leche en polvo y quesos que importan a su país.

La delegación llegó el lunes por la noche tras visitar Argentina y se retirará hoy. El Instituto Nacional de la Leche (Inale) y el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) le confeccionaron una agenda para visitar industrias que exportan leche en polvo. La empresa japonesa ya tenía contacto con Conaprole y fue presentada a integrantes de Lactalis y Estancias del Lago, con los que se reunieron.

Además recorrieron tambos e industrias con el objetivo de integrar a Uruguay en su lista de proveedores. En Japón se está viendo a Uruguay como un país muy ordenado, seguro, con una normativa clara y con controles adecuados en los procesos productivos dentro de las industrias, dijo a El Observador el gerente general del Inale, Gabriel Bagnato.

"Esta empresa cree que Uruguay reúne las características para ser de los primeros países que incluyan en la diversificación de mercados", sostuvo el ejecutivo.

La producción de Japón está cayendo, mientras que su población está creciendo de forma importante, y hoy los proveedores que tienen son Nueva Zelanda, Australia y Europa, pero su intención es abrir el espectro. Para ello están haciendo misiones exploratorias en los países que tienen potencial para hacer acuerdos y en una segunda etapa cerrar negocios con alguna industria uruguaya.

Según Bagnato, esta visita es fruto de la visita Uruguay en 2015 de ALIC, la agencia que controla y analiza los cupos de importación de productos alimenticios a Japón. El Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca y la cancillería elaboraron una agenda para que visitaran industrias, predios y presenciaran diferentes charlas sobre el sector lácteo uruguayo en la genética, la lógica de producción y demás. Tras la visita la ALIC destacó el sistema de producción uruguayo.

Luego, a fines de 2015, el presidente Tabaré Vázquez fue a Japón y el Inale participó en esa misión. En ese momento, el organismo se volvió a reunir con la ALIC y se plantó la posibilidad de que Japón empiece a ver a Uruguay como potencial proveedor, recordó Bagnato.

Endeudamiento

El interés de un mercado de alto valor es muy oportuno para el sector lechero, que atraviesa una grave crisis financiera.

Según datos del Inale, desde octubre de 2014 a octubre de 2016 la deuda bancaria del sector productivo aumentó US$ 90 millones, al pasar de US$ 204 millones a US$ 294 millones.

Además, se relevó que había entre US$ 35 y US$ 40 millones de endeudamiento más allá de los bancos. Allí están incluidos los préstamos de Microfinanzas del Banco República, que no son considerados dentro del sistema bancario, deudas con las gremiales de productores, industrias y demás.

Entre 30% y 35% del endeudamiento es a corto plazo.

El precio de la leche

Los datos preliminares del precio que pagaron las industrias lácteas y el costo de producción -información que Inale aporta al Ministerio de Economía para establecer la paramétrica de la leche tarifada-, no muestran que el precio de la leche al consumo deba aumentar, como reclaman los productores, quienes están en complicada situación financiera. De todos modos faltan procesar datos de enero y tener en cuenta costos industriales, además de los de distribución y comercialización, para que se decida si igual o hay cambios.