Empresas fumigadoras se quedaron sin stock de larvicida

En las últimas semanas se vieron saturados por la cantidad de pedidos

Ante la confirmación de varios brotes de dengue en el país, en Montevideo, Salto y San José; y el temor que la llegada de enfermedad trajo por la certeza de que se seguirá expandiendo, las empresas fumigadoras particulares registraron un aumento en los pedidos que llevó a que muchas de ellas se quedaran sin stock del producto larvicida que no solo asegura la eliminación de los mosquitos adultos sino también de las larvas.

"Sigue todo saturado. Ya no hay producto. Lo que llega mañana es un camión de Dragon Max –el producto que utiliza la Intendencia de Montevideo para las fumigaciones focalizadas y espaciales– pero está todo vendido para la intendencia", aseguró Leonardo de la Hera a El Observador, el propietario de la empresa Sininsectos.

Tanto Integral House como la Compañía Uruguaya de Fumigaciones coincidieron en que el desabastecimiento es general y el producto larvicida no queda en plaza.

Desde el laboratorio importador del producto, Biogénesis Bagó aseguraron que el larvicida se les terminó, pero que esperan para el lunes tener una nueva partida.

Las personas comenzaron a tomar medidas particulares ante el aumento de casos autóctonos de dengue.

En ese sentido, las autoridades o de la IMM no recomiendan que se realicen fumigaciones en los domicilios porque genera resistencia en el mosquito vector del dengue, zika y chikunguña.

Mientras tanto, el MSP no tiene una postura definida: ni recomienda ni desalienta su utilización.

En la lucha contra el Aedes aegypti las fumigaciones no son la solución, sino que lo importante es eliminar a las larvas. Para ello se enfatiza en la importancia de la descacharrización, de vaciar todos los recipientes con paredes rígidas en los que el mosquito puede establecer sus criaderos y reproducirse. Cada mosquito puede llegar a poner 500 larvas y si se trata de un mosquito infectado, se transforman en vectores de dengue. "Cuando se recurre a la fumigación sistemática estamos exponiéndonos a adelantar la resistencia del vector. Si siguen fumigando, cuando queramos matarlo será como echarle agua", aseguró a El Observador Analice Berón, directora del departamento de Salud de la IMM.

Teléfonos saturados

Las llamadas tanto al MSP como a la IMM saturan por momentos los teléfonos disponibles para hacer consultas por dengue, o denuncias de terrenos con agua estancada (0800 4444 y 2401 04 02, respectivamente).

Eso mismo ocurre en las empresas que controlan plagas. "El teléfono siempre está sonando con la gente consultando, pero los que concretan el servicio son muy pocos. Imaginábamos que iba a acabarse –el larvicida–. Tuvimos suerte que antes de todo habíamos comprado mucho, pero sabemos que se acabó", aseguró Germán Dauber, de CPA Fumigaciones. l

Dos niños con dengue

El Ministerio de Salud Pública (MSP) confirmó dos casos de dengue en niños de 7 y 8 años. Ambos utilizan el sistema mutual y viven en Montevideo, en las zonas donde ya se confirmaron casos.



Populares de la sección