"En 10 años pensamos exportar el 90% de nuestra producción"

A pesar de los bajos precios internacionales, Conaprole celebra sus 80 años con optimismo y perspectivas de crecimiento para sus 2.000 productores
En Uruguay se consumen 240 litros de leche per cápita al año, dato que convierte al país en el mayor consumidor de lácteos de América Latina según la Federación Panamericana de Lechería. Álvaro Ambrois está al frente de la Cooperativa Nacional de Productores de Leche (Conaprole) desde 2011.

Mucho antes, en 1982, se recibió de ingeniero agrónomo y al poco tiempo comenzó a trabajar en el establecimiento de su familia como productor lechero en Soriano. La actividad le resultó atrapante y nunca la dejó.

La cooperativa que preside celebra sus 80 años de existencia y para Ambrois la clave de la permanencia radica en la integración en las distintas áreas de los 2.000 productores que trabajan día a día para Conaprole.

¿Cómo impactó en Conaprole la deuda de Venezuela con la industria láctea uruguaya?
Evidentemente se dio en una coyuntura muy difícil porque desde el 2013 tenemos una caída muy importante en los precios de los lácteos. Conaprole exporta el 70% de su leche y en 10 años esperamos que sea el 90% de nuestra producción la que vaya al exterior, o sea que dependemos muchísimo de los mercados internacionales. Veníamos de un momento muy bueno en precios, estimábamos que esto iba a cambiar y habíamos generado un fondo para prepararnos para la baja de precios; pero el ciclo que se inició en 2013 todavía no se recompuso y en esa coyuntura nos agarra este problema con Venezuela que nos complica aún más, pero tener que manejar estos vaivenes es parte de la actividad de la cooperativa.

¿Cuáles son los principales destinos de exportación?
El Mercosur es un mercado importante. También tenemos una participación importante en México y EEUU con cupos de quesos. Rusia hoy es uno de los clientes más relevantes. China ha ido creciendo y tal vez fue uno de los factores de esta caída de precios en el mundo. Igualmente Conaprole vende a más de 50 países.

¿La desaceleración económica actual afecta a todos los sectores no solo al lechero, pero cómo ve la competitividad en su área?
El sector primario uruguayo es , por condiciones climáticas y de suelo, competitivo en el mundo, más allá de la coyuntura.
Debemos tener mucho cuidado en mantenernos competitivos en la fase industrial, que es la otra etapa en la integración de la Cooperativa.

¿Cómo afecta la cantidad de competidores que han surgido en el mercado interno?
La actividad comercial tiene esto y Conaprole compite no solo con los colegas de las industrias locales sino también con importaciones que vienen principalmente de Argentina con campañas publicitarias muy fuertes.
Es muy difícil y desafiante y para eso trabajamos: para poder mantener la participación en el mercado.

¿De cuánto fue la producción en 2015 y cuáles son las perspectivas?
Fueron unos 1.300 millones de litros en el año. Estimamos un crecimiento del 3% pero no sabemos si llegaremos porque el clima ha afectado.
El desafío es crecer en capacidad industrial para procesar toda la leche y también comercialmente para poder colocar la producción.

¿Qué hace que la cooperativa haya podido perdurar durante 80 años?
No son muchas las cooperativas exitosas en el país. Es un logro de los productores que trabajan donde les toque.
Lamentablemente han ido reduciéndose en la cooperativa, algo que pasa en todo el mundo. Se mantiene la participación importantísima de pequeños productores familiares que cobran lo mismo por su leche que los grandes productores. Es un factor clave.

Acerca del autor