En 15 años, el BCU envió a la Justicia 140 casos de lavado

Eso representa el 6% del total de reportes que recibió el organismo
Entre 2001 y 2015, el Banco Central del Uruguay (BCU) recibió 2.288 reportes de operaciones sospechosas (ROS) de lavado de activos, y de ellos la máxima autoridad bancaria derivó a la Justicia 140 casos, lo que representa el 6% del total.

El BCU recibe y analiza los ROS en su Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), dependencia especializada creada en 2001. El miércoles 13, el presidente de la institución, Mario Bergara, concurrió a la Comisión Especial con Fines Legislativos creada en el Senado tras el caso de los Panamá Papers, instancia en la que aportó información sobre la evolución de los reportes que "han ido multiplicándose a lo largo del tiempo".

Según la versión taquigráfica de la reunión, Bergara dijo que "la inmensa mayoría" de los ROS fueron realizados por "entidades financieras, bancos, casas de cambio, empresas de servicios financieros, intermediarios de valores y bastante menos otros agentes que, de manera creciente, deberán tener un rol en los procesos de reporte de operaciones sospechosas".

En su exposición, Bergara presentó un resumen en Power Point titulado Los Panamá Papers y el largo camino a la transparencia. En las diapositivas –a las que accedió El Observador– un cuadro comparativo muestra que la mayor cantidad de ROS (que deben presentar los sujetos obligados por ley como escribanos, inmobiliarias y casinos) se registró en 2015, con 363 contra 286 del año anterior.

De los 2.288 ROS que recibió la UIAF entre 2001 y 2015, 140 fueron enviados a la Justicia. Y de ellos, 51 (es decir poco más de la tercera parte) fueron puestos en conocimiento de jueces el año pasado, según los datos que aportó el presidente del BCU ante la Comisión Especial con Fines Legislativos.

Por otra parte, y de acuerdo con el BCU, entre 2001 y 2015 hubo 49 casos de personas que intentaron ingresar a Uruguay por la frontera dinero no declarado por un total de US$ 4.326.000.

Secreto bancario
Bergara también se refirió a la situación del secreto bancario, cuya regulación ha ido cambiando en Uruguay en los últimos años, y que a juicio del presidente del BCU ese proceso seguirá hasta llegar a su "expresión mínima".

"Hoy por hoy, el secreto bancario y el combate al lavado de activos tienen que estar al servicio de una inserción global, de acuerdo con las reglas actuales, con una lógica de transparencia, credibilidad, reputación y vocación de cooperación internacional. Lo cierto es que hoy el secreto bancario se ha flexibilizado muchísimo pero, además, vaticinamos que va a seguir haciéndolo hasta llegar rápidamente a su expresión mínima", dijo Bergara.

Por su parte, el gerente de la UIAF, Néstor López, indicó que se está trabajando para incorporar a las organizaciones sociales como sujetos obligados a presentar reportes de casos sospechosos. López también dijo que se están evaluando cambios a la lista de delitos precedentes al blanqueo de capitales, como el ilícito fiscal, en relación con lo que Uruguay tiene una observación internacional.

"Esto se estaría incorporando en la propuesta junto a otros posibles delitos precedentes vinculados a defraudación tributaria, abigeato, y algunos otros por los que, de alguna manera, nos han observado en el sentido de que debían estar dentro de la lista", indicó López a los senadores.

Populares de la sección