En 1987 un nazi asesinó a dos personas y se entregó

Héctor Paladino mató con una escopeta con el caño recortado a dos personas que consideraba promotores del judaísmo
Uno de los últimos antecedentes de violencia antisemita en Uruguay ocurrió el 21 de octubre de 1987, cuando un promotor de la ideología nazi llamado Héctor Paladino mató con una escopeta con el caño recortado a dos personas que consideraba promotores del judaísmo e hirió a una tercera en un intento fallido de homicidio.

Según recordó el semanario Búsqueda en su edición del 25 de setiembre de 2014, Palladino mató a quemarropa al promotor publicitario de canal 4, Enrique Delfino Sico, y al dueño de la mueblería Dimesa, Simón Lazovsky. Además hirió a Horacio Scheck cuando intentó sin éxito asesinar al padre de este, el integrante del directorio de canal 12 y del diario El País, Horacio Scheck.

El portal Uypress señaló que el asesino intentó un cuarto homicidio. Ese día, según la crónica, Paladino fue hasta Pocitos al hogar de la familia Jerozolimski, un hecho relatado al portal por la hija de la frustrada víctima. "Al día siguiente salió en el diario que, cuando Paladino se entregó, dijo que había ido también a matar a Jerozolimski pero no pudo entrar", dijo.

Paladino, que, según Búsqueda, colgaba una bandera con una esvástica en la ventana de su casa, se entregó a la Policía. El juez Enrique Moller lo procesó y condenó por dos delitos de homicidio pero lo consideró inimputable por una enfermedad mental.

En agosto de 2006, Paladino salió del hospital Vilardebó bajo responsabilidad de su hermano y con controles psiquiátricos semestrales, pero en 2008 la jueza Fanny Cannesa ordenó su captura por advertir que no se cumplían los controles. Búsqueda informó que el hombre fue recapturado e internado en marzo de 2014.


Populares de la sección