En 2015, 16 uruguayos por día decidieron armarse

Unas 6.000 personas hicieron el trámite por primera vez para adquirir armamento; de las habilitadas 11% son del Estado y el resto de civiles

Durante el año pasado unas 6.000 personas (un promedio de 16 por día) realizaron el trámite para comprar un arma de fuego por primera vez, al tiempo que cerca de 1.700 regularizaron su situación al amparo de la nueva ley de tenencia aprobada en agosto de 2014 y que prevé sanciones para quienes no tengan los permisos oficiales necesarios.

Al 31 de diciembre había registradas y en circulación en todo el país 330.550 armas de las que 11% están en posesión de las fuerzas de seguridad (Policía y Ejército) y también coleccionistas, lo que determina que hay 294.200 armas legales en manos de civiles, según datos del Registro Nacional de Armas (RNA) del Servicio Material y Armamento del Ejército.

Durante el año pasado, el RNA expidió 7.671 nuevas guías de armas (que equivalen a una libreta de propiedad y que tienen una duración de diez años) y de ellas 6.000 corresponden a personas que compraron una por primera vez y las casi 1.700 restantes a individuos que teniendo armas sin los permisos necesarios regularizaron esa situación, dijo a El Observador el director del RNA, coronel Daniel Farías.

El RNA tuvo el año pasado un incremento bastante notorio en cuanto a la emisión de guías de tenencia de armas, ya que entre personas que hicieron el trámite por primera vez o regularizaron (7.671) y quienes tramitaron la renovación (4.230) o gestionaron una transferencia (6.038), esa dependencia del Ejército realizó en 2015 un total de 17.939 trámites, respecto a las 13.837 solicitudes efectuadas en 2014.

Farías afirmó que el incremento en la emisión de guías de armas registrado el año pasado obedece a que el Ejército y la Policía renovaron buena parte de su equipamiento e incorporaron cerca de 9 mil unidades, cosa que aumentó la cantidad de trámites realizados ante el RNA al igual que las importaciones de armas, que pasaron de 6.496 en 2014 a 13.838 el año pasado.

El responsable del RNA del Ejército señaló que, aunque con algunas variaciones, la cantidad de personas que opta por comprar un arma es relativamente constante en los últimos años.

"Estamos en los promedios de armas legales en manos de civiles que más o menos existen en la región, aunque también se debe tener en cuenta que Uruguay es de los países que tiene un registro de armas más completo, actualizado y antiguo. Nuestras estadísticas muestran que hay una importante cantidad de compra de rifles, y eso evidencia claramente que el uruguayo es muy afín a la caza", expresó Farías.

Según los datos del RNA, del total de armas registradas 43,27% son revólveres, 23,06% rifles y 18,42% pistolas, al tiempo que el resto (poco más de 15%) son escopetas y pistolones.

La nueva ley

En agosto de 2014 se aprobó la nueva ley sobre tenencia, porte y comercialización de armas
(N° 19.247) que castiga con 12 meses de prisión a 12 años de penitenciaría a quienes importen, exporten, adquieran, vendan, entreguen, distribuyan, trasladen o transfieran armas de fuego, municiones y explosivas sin la correspondiente autorización estatal. Además, la ley pena con entre tres y 18 meses de prisión a quienes porten armas en lugares públicos sin contar con la debida autorización.

El nuevo marco regulatorio fue impulsado por el Ministerio del Interior ya que se entiende que la ley es un elemento fundamental para evitar que las armas caigan en manos de los delincuentes, pero aún así el Poder Ejecutivo todavía no dictó su reglamentación (ver página siguiente).

Farías dijo que ya se constata un efecto por la vigencia de la nueva ley de armas, que tiene un año y medio de vigencia. "A medida que la gente va tomando conciencia y que hemos ido realizando campañas de promoción de la nueva ley, la gente va optando por regularizar su situación", afirmó el director del RNA.

Además del aspecto penal, la ley también prevé multas para quienes tengan armas sin regularizar, lo que también hizo que muchas personas optaran por realizar el trámite administrativo de tenencia, dijo Farías.

El responsable del RNA destacó que por efecto de la nueva ley, se han ido regularizando situaciones muy antiguas de personas que tenían armas sin los permisos correspondientes. "Se trata de casos de armas que fueron heredadas en la familia y fueron pasando de mano en mano u otras que fueron vendidas sin realizar el correspondiente trámite", explicó el militar.

Presencia en delitos

Por otra parte, según los datos del Ejército, en 78% de los episodios de violencia o delitos registrados en 2015 en los que participaron armas de fuego, estas estaban registradas y solamente en el 22% restantes no lo estaban por ser de contrabando o por tener su número de identificación "limado".

El uso de armas no registradas para espisodios delictivos viene en descenso desde 2012, año en que los casos se repartieron en mitades. Y en 2014, por ejemplo, la participación de armas registradas en situaciones violentas fue de 58%, según estadísticas oficiales del RNA.

Farías sostuvo que este fenómeno también responde a una mayor concientización respecto a la necesidad de efectuar el correspondiente trámite en caso de transferencia o venta de un arma o de radicar la denuncia ante situaciones de robo.

"Es claro que se avanzó en el criterio de tenencia responsable, que no es solamente tener el registro, sino guardar el arma en un lugar seguro. Es lógico que ante una situación de robo en una casa, si se tiene el arma guardada en la mesa de luz va ser lo primero que se van a llevar los delincuentes", indicó Farías.

De todos modos, las estadísticas del Observatorio de Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior muestran el incremento de la incidencia de los homicidios cometidos con armas de fuego entre 2011 y 2014, pasando de 49% a 62%. Y si se analiza la evolución en los casos ocurridos entre enero y el 5 de abril de 2015, en 75,9% de los asesinatos se utilizó un arma de fuego, siendo que en el mismo período del año anterior fue de 64%.

Según la Asociación de Lucha para el Desarme Civil (Aludec, organización no gubernamental que promueve el desarme civil), en Uruguay hay 400.000 armas ilegales. Sin embargo, para Farías los datos ponen en duda esa hipótesis. "Yo no sé si existen tantas armas en situación irregular", concluyó.


Populares de la sección

Acerca del autor