En 2015 se dio el mayor ingreso de vivienda social al mercado

Durante el último año la ANV aprobó exoneración a 3.358 unidades, 6% más que en 2014
El régimen de vivienda de interés social, que incentiva la construcción de inmuebles en la gama media del mercado a través de la exoneración de impuestos, tuvo en 2015 su mejor año desde su implementación. No solo tuvo lugar el mayor número de viviendas finalizadas desde finales de 2011 sino que fueron aprobadas para su construcción la mayor cantidad de unidades, lo que permite anticipar que el dinamismo del segmento se mantendrá en los próximos años.

Durante 2015 fueron finalizadas 1.847 inmuebles inscriptos en el régimen de viviendas de interés social. Esto implica que en los 12 meses a diciembre se terminaron casi el doble de las viviendas que en el acumulado durante los primeros tres años de la reglamentación, cuando se culminaron las obras de 1.020 viviendas.

Los datos surgen del procesamiento realizado por la Unidad de Análisis Económico de El Observador a partir de los microdatos divulgados por la Agencia Nacional de Vivienda (ANV).
Ese importante incremento en el número de inmuebles finalizados está vinculado a la dinámica propia del régimen y su maduración.

Según promotores del segmento consultados por El Observador, desde su aprobación, un proyecto inmobiliario de las características de la vivienda de interés social tiene una demora de más de dos años antes de su finalización. De esa manera, es de esperarse que en los primeros años del régimen el ritmo de finalización de las obras se vaya acelerando año a año, hasta estabilizarse una vez que el régimen se encuentre maduro.

A pesar de la aceleración en el número de obras finalizadas que tuvo lugar en el último año, hay todavía una importante distancia entre los proyectos que se aprueban dentro del marco normativo que prevé exoneraciones impositivas y los que efectivamente se terminan.

Solo en el año 2012 –el primer año posterior a la reglamentación de la ley– se aprobaron proyectos que implicaban la construcción de 2.609 viviendas, y 9.566 adicionales se aprobaron desde entonces. Hasta el cierre de este año se terminaron de construir en total 2.867, lo que representa 23% de las viviendas previstas en los proyectos aprobados entre finales de 2011 y de 2015.

Según señala la ANV en su publicación periódica sobre la evolución de las obras amparadas en el régimen, de las 10.396 soluciones habitacionales aprobadas que todavía no finalizaron sus obras, 40% aún no las iniciaron.

En aumento

Las perspectivas para el régimen de viviendas de interés social son auspiciosas si se tiene en cuenta la evolución en el último año del número de viviendas involucrados en los proyectos aprobados por la ANV para su exoneración impositiva.

Los datos procesados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador muestran que hubo un incremento de 5,8% en el número de viviendas aprobadas con relación a 2014. Ese ritmo de crecimiento fue incluso más acelerado que en el año anterior, cuando la expansión fue de 4,6%.

Con 3.358 viviendas aprobadas, 2015 fue el año de mayor aprobación y un tercero consecutivo de crecimiento, lo que implica que la vivienda de interés social seguirá siendo en los próximos años un motor que compense –aunque muy parcialmente– el mal desempeño de la construcción entre los sectores de actividad. La construcción en su conjunto acumulaba siete trimestres consecutivos de caída interanual a setiembre del año pasado –último dato disponible–.

Más concentrados en la capital

En los últimos años, los inmuebles aprobados para su construcción dentro del régimen de vivienda de interés social han tendido a concentrarse en Montevideo. Mientras que en 2012, el 58% de las soluciones habitacionales aprobadas por la Agencia Nacional de Viviendas (ANV) tenían prevista su construcción en la capital del país. Ese ratio trepó hasta 79% durante 2015. Eso se debió principalmente a una fuerte caída de la participación de Maldonado como destino de la vivienda de interés social, pasando de representar 34% en 2012 a apenas 7% en el último año. En el caso de Canelones, pasó de 3% a 2% del total de viviendas. Durazno, Artigas y Tacuarembó ganaron peso en el último año.


Populares de la sección