En 2016 se registró en promedio una denuncia por día por acoso en el trabajo

Inspección del Trabajo recibió 309 casos por acoso moral y 58 por sexual
La Inspección General del Trabajo y de la Seguridad Social (Igtss) recibió una denuncia de acoso moral o sexual por día el año pasado. A nivel general, a la oficina llegaron 3.213 reclamos por condiciones generales o ambientales de trabajo y derechos fundamentales.

El desglose de esos datos, presentado en el informe de balance de gestión de la Igtss correspondiente a 2016, indicó que fueron 1.546 las denuncias por condiciones generales de trabajo, 1.166 por condiciones ambientales y 483 por derechos fundamentales. En este último rubro, 309 (64%) fueron sobre acoso moral y 58 (12%) de acoso sexual, lo que suma 367, es decir, una denuncia de acoso en el trabajo por día.

El resto de las recibidas sobre derechos fundamentales fueron 87 por represión sindical y 29 con otras características.

Desde marzo de 2016 se comenzó a utilizar un nuevo registro de denuncias de derechos fundamentales en el trabajo. Allí se incorporó un formulario de relevamiento de datos con fines estadísticos con los cuales poder describir los perfiles de los denunciantes y los denunciados. Con el nuevo registro se puede tener información sobre el sector de actividad de la denuncia, de la empresa, la categoría laboral, el género de los involucrados, la raza, la composición familiar o la cantidad de hijos menores, entre otros datos.

Si se comparan los datos con los de 2015, en 2016 se registraron menos denuncias por acoso moral y sexual. En ese año, hubo 544 reclamos por derechos fundamentales de trabajo. En el desglose fueron 351 de acoso moral, 12% más que en 2016, y 55 por acoso sexual, prácticamente la misma cantidad que el año pasado. Las denuncias por los dos tipos de acoso sumaron 406, 9,6% más en 2015 que al año siguiente.

En el resto de las denuncias también se registró una baja. En 2015 las acusaciones sobre condiciones generales o ambientales de trabajo y de derechos fundamentales habían sido 3.462 frente a las 3.213 del año pasado, (7,2% menos). Esa cifra marca que la Igtss recibió casi nueve denuncias diarias vinculadas a aspectos salariales, de seguridad laboral o de acoso.

El inspector general de Trabajo, Gerardo Rey, explicó a El Observador que si bien se produjo un leve descenso en la comparación interanual, se mantiene la composición de las denuncias, ya que el 50% de las realizadas fueron por falta de aportes a la seguridad social, condiciones de salarios impagos o fuera de categoría; el 35% por condiciones de seguridad y salud en el trabajo y el 15% restante por acoso laboral, sexual o represión sindical.

Informó que actualmente la plantilla de funcionarios de contralor está compuesta de 137 funcionarios, entre inspectores y supervisores. Esos funcionarios cuentan con el apoyo de un equipo de 16 abogados. Todo el equipo de inspección tienen dedicación exclusiva desde 2007.

"Hay diez equipos de inspectores que ya están designados. Cada uno de los supervisores maneja un grupo de 12 funcionarios. A su vez, cada equipo tiene un abogado referente y además hay entre cinco y seis abogados que se dedican a los derechos fundamentales", explicó el jerarca.

Para Rey, la actual estructura de trabajo de la Igtss permite que más de la mitad de las tareas de inspección se haga de manera planificada. "Hay dos fuentes básicas de información para proceder con las actuaciones inspectivas. Una es la de las denuncias y la otra surge de los operativos. La idea es que la planificación supere a las denuncias y actualmente estamos en un punto donde la mayoría de las actuaciones ya son planificadas", indicó el inspector general.

En el informe ministerial se indicó que la Igtss efectuó 6.340 actuaciones a través de la división Condiciones Ambientales de Trabajo. Del total de las actuaciones, el 17,2% se originaron en denuncias y el 82,8% en operativos e inspecciones de oficio.

Los principales operativos realizados para controlar las condiciones de trabajo destacados en el informe se realizaron sobre la licencia de la construcción (30 obras), la fiscalización de necrópolis (4 en Montevideo y 17 en los restantes departamentos), controles en el sector avícola, abarcando un total de 84 establecimientos en todo el país —donde se incluyeron criaderos de pollos, plantas de faena y elaboración de raciones—, cosecha de citrus y transporte de carga de madera forestal, donde se abarcó a ocho empresas.

Por su parte, la división de Condiciones Generales de Trabajo efectuó 9.815 actuaciones de fiscalización. De esas, 3.466 correspondieron a visitas inspectivas en las empresas y 6.349 por controles de documentación (Informes Técnicos). Del total de inspecciones realizadas, 6.282 (63,8%) fueron en el interior y 3.533 (36,2%) en Montevideo.

Entre las principales actuaciones destacadas por la Igtss en su informe anual se resaltaron el operativo verano, en el que se fiscalizaron 934 compañías, 15 empresas en el Mercado Modelo, 92 firmas con servicio de reparto en moto de farmacias de Montevideo. También se realizó un operativo en el sector citrícola que abarcó a 18 establecimientos.

Populares de la sección