En diez días, organizaron cinco movilizaciones por homicidios

Ayer hubo concentraciones en los barrios Las Acacias y Punta Carretas
Para la madre del hombre asesinado en Punta Carretas tras resistirse a una rapiña, "la ahijada y la moto eran la luz de sus ojos". El domingo por la noche, en la rambla esquina Tabaré, forcejeó con dos delincuentes que le quisieron robar su moto, uno de ellos sacó un arma y le disparó en la clavícula, informó El País. Ayer, cientos de motocicletas, de todos los tamaños y diseños, circularon por esa misma zona de la rambla montevideana en honor al hombre, de 31 años.

Esa movilización, en la que en una proclama decenas de motoqueros reclamaron "justicia para todas las muertes injustas", no fue la única de ayer ni de los últimos días. Mientras las motos desfilaban como forma de protesta por Punta Carretas, en el barrio Las Acacias decenas de personas se concentraron por la muerte de un joven de 19 años que murió de un disparo que le efectuó un policía, que en ese momento se encontraba trabajando como repartidor de un camión de bebidas.

El policía está detenido y será conducido a declarar hoy ante la Justicia por el homicidio.
El efectivo policial estaba trabajando cuando llegó al lugar un grupo de jóvenes que volvía del sepelio de un rapiñero que murió a manos de un policía en un intento de asalto ocurrido el fin de semana en Manga.
En ese momento se generó un altercado entre los trabajadores del reparto y los jóvenes, instancia en la que el hombre disparó contra uno de ellos que murió en el lugar. Según el funcionario policial, él repelió un disparo previo cosa que los jóvenes implicados y otros testigos niegan, dijeron fuentes del caso a El Observador. El policía está detenido y será indagado por el juez penal Humberto Álvarez.

La movilización fue más allá de pancartas y reclamos. Muchos vecinos del barrio cortaron calles y quemaron cubiertas, al punto que un taxista que pasó por el lugar fue asaltado y su vehículo incendiado.​
Los crímenes en Punta Carretas y Las Acacias ocurrieron el mismo día que en Villa García también se movilizaron por un homicidio, pero que no estaba relacionado a una rapiña. Un joven de 18 años falleció de un disparo en un enfrentamiento entre hinchas de Nacional y Peñarol, el jueves a la noche. Carteles con leyendas como "somos rivales deportivos, no enemigos", acompañaban a familiares, amigos y vecinos de la víctima.

El jueves pasado, el Sindicato Único de Automóviles con Taxímetro y Telefonistas (SUATT) estaba por empezar una asamblea en medio de un paro al que había convocado desde el martes por la rapiña a un taxista en Punta de Rieles, cuando se enteraron que su compañero había fallecido. Inmediatamente suspendieron la asamblea y decenas de taxis se concentraron en apoyo a la familia.
La seguidilla de concentraciones por muertes violentas en marzo, comenzó el día 12. Cientos de vecinos de Paysandú recorrieron las calles céntricas de la capital sanducera con velas en sus manos, para recordar a David Fremd, un comerciante judío de 54 años que fue apuñalado por un fanático religioso en la puerta de su negocio.

Populares de la sección