En dos días el abastecimiento de combustible se normalizará, según estacioneros

La gremial considera que los servicios se normalicen antes del fin de semana
La aplicación efectiva de la esencialidad en la distribución de combustibles que decretó el Poder Ejecutivo este lunes le permitió a ANCAP dar un esquema de racionalidad y sentido común al manejo de sus recursos humanos. La rigidez que enfrentaba el ente para promover cambios en la planta de La Tablada fue la que provocó un desabastecimiento de combustibles en un semana de conflicto, y la que obligó al gobierno a decretar esencialidad.

Fuentes del mercado de distribución informaron a El Observador que este miércoles el volumen de despacho de combustible de La Tablada superó "ampliamente" los litros que se estaban cargando durante la pasada semana. Eso porque el servicio funcionará 12 horas a pleno (de 6 a 18 horas). Estimaron que de mantenerse ese ritmo este jueves y viernes, la situación estaría "muy cerca de normalizarse", luego de haber iniciado la semana en un punto crítico.

Por otra parte, el gerente de la Unión de Vendedores de Nafta (Unvenu), Federico de Castro, también aseguró que "aunque todavía no se recompuso el stock" la gremial considera que " en dos o tres días" se recompondrá y que los servicios en las estaciones se normalizarán.

Como medida de protesta ante el fin que había resuelto el Poder Ejecutivo –a partir del próximo de 30 de junio– del servicio médico exclusivo que tiene los funcionarios del ente por fuera del Sistema Nacional Integrado de Salud y que le demanda a ANCAP unos US$ 4 millones anuales, la Federación ANCAP (Fancap) comenzó a distorsionar la distribución de combustible lo que provocó serios problemas de abastecimiento en algunas zonas del país.


Populares de la sección