En el FA asumen que el gobierno no podía hacer mucho más por Venezuela

Dirigentes de la izquierda respaldan la abstención de Uruguay en el Mercosur
Conscientes de que entrar en una confrontación directa con Brasil y Argentina puede resultar nefasto para los intereses de Uruguay, la mayoría de los sectores del Frente Amplio mostraron prudencia ante la decisión de la cancillería de habilitar la suspensión de Venezuela como miembro pleno del Mercosur si en diciembre no cumple las principales exigencias del tratado de integración.

La diplomacia uruguaya se abstuvo ante la propuesta de Brasil, Argentina y Paraguay y, según se entiende desde el gobierno de Tabaré Vázquez, esa postura le permite no chocar con los miembros fundadores de Mercosur al tiempo que esquiva una condena al gobierno de Nicolás Maduro.
Así se lo hizo saber una delegación del Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio al embajador venezolano, Julio Chirino, en una reunión que mantuvieron el martes 13 en la sede de la coalición.

"Más no podemos hacer", resumió a El Observador uno de los participantes del encuentro. Allí se le expresó a Chirino el interés de que Venezuela permanezca dentro del Mercosur pero le hicieron saber que la situación interna de ese país resultaba poco digerible para el resto de los socios del tratado.
El lunes 12 el asunto había sido abordado por el Secretariado Ejecutivo pero, mayormente, no hubo posturas explícitas acerca de la abstención que al otro día asumiría Uruguay.

Consultado por El Observador, Enrique Rubio (Vertiente Artiguista), integrante de ese órgano frenteamplista, dijo que le consta que el gobierno está haciendo "los mayores esfuerzos para fortalecer el Mercosur, para que Uruguay no sufra ningún daño y para que la situación interna y externa de Venezuela se estabilice".

En tanto, el diputado de la lista 711 y miembro del Parlasur, José Querejeta, dijo a El Observador que Uruguay no tiene casi margen para inclinar la balanza dentro del Mercosur.
"La abstención es una decisión políticamente correcta ya que estaba destinado a perder. Tres es más que uno; es una cuestión de tamaño. En este marco de relación de fuerzas no hay mucho más para hacer", manifestó el parlamentario. No obstante, advirtió que en la decisión del Mercosur acerca de Venezuela "primó lo político por encima de lo jurídico". "Por más que lo disfracen es así. La delaración impulsada por Argentina y Brasil es preocupante. Por lo menos Mujica tuvo el coraje de decirlo", agregó Querejeta.

Ese concepto -lo político le ganó a lo jurídico- fue manejado por el expresidente José Mujica en 2012 cuando el Mercosur decidió habilitar la entrada de Venezuela. Por entonces, la correlación de fuerzas en la región era muy otra. En argentina gobernaba el kirchnerismo a través de la presidenta Cristina Fernández y en Brasil estaba Dilma Rousseff.

En 2016, la oposición argentina llegó al poder de la mano de Muricio Macri, y Rousseff fue destituída tras un juicio político que puso al conservador Michel Temer.

"Gorileo".

Sobre la situación actual del Mercosur, el diputado del MPP Daniel Caggiani dijo que el gobierno de Brasil está "gorileando" para intentar apartar a Venezuela "por razones ideológicas".
"Más que nunca hay que abrazar a Venezuela, contenerla, buscar los caminos de entendimientos para que las diferencias se puedan dirimir como en cualquier país democrático", agregó el parlamentario.
En ese sentido, consideró que la abstención de Uruguay ante la postura de sus socios del Mercosur "habla bien de un país que es chico, independiente y soberano".

"Hubo una brutal presión del gobierno brasileño y de algunos países del Mercosur para que Uruguay apoyara la decisión. Hubo hasta amenazas de establecer un Mercosur de a tres si Uruguay vetaba la decisión. Eso nos hace acordar a los peores momentos de relacionamiento diplomático, cuando a través del gorileo y la imposición, los mayores se querían imponer a los menores", insistió Caggiani.
Por su parte, el excanciller y secretario general de la OEA, Luis Almagro, -quien se convirtió en un tenaz crítico del gobierno de Nicolás Maduro- celebró la decisión del Mercosur a través de su cuenta de twitter.

"Saludamos decisión del Mercosur sobre Venezuela conforme a derecho y principios democráticos", escribió Almagro.

A contrapelo de esas opiniones, el diputado del Partido Comunista, Gerardo Núñez, dijo a El Observador que la abstención de Uruguay "es funcional" al objetivo de Brasil y Argentina de "aislar a Venezuela". "Se consolidó el aislamiento de Venezuela. Sabemos de las presiones que existen, pero esta es una jugada netamente política adornada con elementos jurídicos", se quejó el parlamentario.


Populares de la sección