En el Frente Amplio le temen al "casi monopolio" de Cutcsa

El MPP y otros sectores del FA reconocen preocupación por el cierre de Raincoop
La solución encontrada para cubrir las líneas de la fundida empresa Raincoop y mantener los puestos de trabajo de sus integrantes no logró terminar con la preocupación que existe en el gobierno ante el "casi monopolio" que ostenta Cutcsa en el sistema de transporte de Montevideo.

Este temor alcanza al Ministerio de Transporte, la IMM y el Frente Amplio donde advierten que tras la caída de Raincoop el sistema cooperativo se ha debilitado en tanto que la empresa presidida por Juan Salgado sigue avanzando en su porción de mercado.

El diputado del Movimiento de Participación (MPP) y exsindicalista del transporte, Carlos Reutor, dijo a El Observador que, tras el acuerdo, Cutcsa se quedó con el 70% del mercado lo que representa "un casi monopolio".

"Ese 70% no es poca cosa. Queda en una situación muy favorable en el negocio del transporte capitalino. Es casi un monopolio y ahora el sistema cooperativo está más débil. Y si un monopolio no se pudiera sostener ¿cómo hacés para abastecer el mercado? Tiene que haber una balanza porque ese casi monopolio es muy riesgoso", dijo Reutor quien participó en las conversaciones para repartir las líneas y el personal de Raincoop. El parlamentario precisó que no es buena cosa que Cutcsa haya tomado trabajadores en condición de empleados y no en la de socios.

Ya en una nota publicada el 27 de abril en El Observador se había informado que el gobierno consideraban que la caída de la cooperativa Raincoop podía derivar en un nuevo monopolio y en un debilitamiento de la IMM en su rol de regulador del transporte de pasajeros.
. Esta preocupación alcanzaba a buena parte de la bancada de legisladores del Frente Amplio y es considerada en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), dijeron a El Observador fuentes del oficialismo.

Asimismo, el integrante de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados, Felipe Carballo (Lista 711), dijo a El Observador que "el fraccionamiento del sistema cooperativo, puede generar -y con eso debemos ser cuidadosos- la aparición de un monopolio en cuestiones de transporte de pasajeros que implique un debilitamiento del ente regulador, que en este caso es la Intendencia de Montevideo, responsable de la adjudicación y control de las líneas de transporte en la capital y zonas suburbanas".

"Todo esto debe ser considerado de manera global y sin dejar de ver la peligrosidad que puede generar el empoderar a determinadas empresas divisando un posible monopolio de hecho. Según los cooperativistas, existen en Latino América situaciones similares con ese desenlace", agregó Carballo.

Decisiones. La intendencia emitió una resolución en la que adjudica las líneas como estaba previsto en la propuesta presentada el sábado a los trabajadores, y habilita a las empresas para que comiencen a operar dichos recorridos. Por lo tanto, desde ayer los servicios que prestaba Raincoop se irán reincorporando paulatinamente.
. Según dijeron a El Observador fuentes de la comuna, la decisión final se tomó debido a que se consultó a las demás cooperativas, que aseguraron que no podían absorber todas las líneas, como pedían los trabajadores.

Por tanto se definió priorizar "la normalización urgente de los servicios".
Así, Coetc operará las líneas 2, 76, CA1, L17 Y L18; Cutcsa se quedará con las líneas 14, 77, 21 D10, L21 y L20, y Ucot se encargara de las líneas 71, 79, 17, CA1 y L12. Los trabajadores se irán incorporando paulatinamente a las empresas y la comuna comprará las máquinas expendedoras de boletos por un monto máximo de $1.015.000.

Los socios de Raincoop lo habían rechazado, ya que una de las condiciones de Cutcsa era que los trabajadores serían absorbidos como empleados, es decir que perderían su calidad de socios y lo invertido en la cooperativa. Además, reclaman el aumento de esa empresa en la participación en el mercado, que hoy es del 65%.

Sin embargo, luego de una reunión con la intendencia no se encontró otra salida. "Es el camino que nos queda", dijo a El Observador el integrante de Raincoop, Luis Vespa. Durante la negociación se logró que las líneas 221 y 222 incorporen más trabajadores, por lo que serían unos 50 los que irían a una bolsa de trabajo, indicó.

Consultado por El Observador, el director de Tránsito de la comuna, Máximo Oleaurre, dijo que si bien la intendencia era reticente a que Cutcsa se incorporara en la negociación ya que desde el gobierno se mostró la preocupación de que se conviertira en un monopolio con la salida de COME de las negociaciones, no aparecía otra opción. Fue entonces que el intendente Daniel Martínez pidió al presidente de la empresa, Juan Salgado, que tomara esas líneas.

De todos modos, "la preocupación por la presencia que tiene Cutcsa se sigue manteniendo", dijo Oleaurre, ya que "genera una situación de control del sistema de transporte que puede presentar dificultades".

Rossi advirtió falta de regulación



El ministro de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Victor Rossi, dijo sentir temor frente al el hecho de que Cutcsa amplíe aún más su participación en el mercado de transporte. Ayer, ante una pregunta del diputado blanco Juan José Olaizaola en la comisión de Transporte de la Cámara Baja, el ministro respondió que su "miedo" radica en que no exista una regulación que dé garantías a los usuarios aunque señaló que respeta las decisiones de la intendencia de Montevideo, que es la reguladora del servicio urbano de transporte.

A la salida de la comisión, Rossi hizo hincapié en que la distribución de las líneas fue manejada "fundamentalmente por la Intendencia de Montevideo" y no por el ministerio, dado que se trata de una empresa de transporte urbano. El ministerio se encargó de reasignar las líneas 221 y 222 de Raincoop que corresponden al servicio suburbano.


Populares de la sección