En el Frente Amplio señalan que Almagro busca "confrontación"

Molestó el pedido del secretario de la OEA a actuar frente a Venezuela
Una nueva arremetida del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, contra el escenario institucional y político en Venezuela volvió a enfrentar al excanciller con el Frente Amplio, donde se entiende que el único camino para salir de la crisis en la que se encuentra ese país es a través del diálogo entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición dejando de lado batallas dialécticas.

La situación actual de Venezuela tiene "una trayectoria cada vez más autoritaria, con una crisis humanitaria insostenible, con 700% de inflación y un retroceso económico de 6% proyectado para 2017", señaló ayer Almagro a El Observador. El jerarca de la OEA agregó que "la percepción generalizada es que las soluciones están cada vez más lejos de la gente, que vive cada vez más con desesperación, con desasosiego espiritual, económico y material" e instó a los países a "actuar ya".

El presidente de la Comisión de Asuntos y Relaciones Internacionales del Frente Amplio, José Bayardi, dijo a El Observador que las "declaraciones de Almagro hace rato que son sesgadas. Hay errores que el secretario general de la OEA no puede cometer en este proceso".

Recordó un encuentro que Almagro mantuvo en Miami con Lilián Tintori, esposa del político opositor Leopoldo López. "(Almagro) es representante de los Estados. No puede pasar que integre una mesa con Tintori en una reunión de una fundación en Miami porque es representante de la OEA. Se puede sentar con representantes de Estados. Eso es ver la situación desde una óptica sesgada que no aporta a una solución medianamente racional que es lo que algunos deseamos, aunque no sé si todos", afirmó Bayardi.

El dirigente añadió que el Frente Amplio ya tomó una posición sobre la situación de Venezuela y entendió que no hay otra alternativa que una solución política negociada entre el gobierno y y la oposición. "Pensar que las dificultades para encontrar una solución vienen desde una sola de las partes es tener una visión sesgada", añadió Bayardi.

Por su parte, la senadora socialista Mónica Xavier, integrante de la Comisión de Asuntos Internacionales" de la cámara alta, señaló a El Observador que "Almagro es coherente con una actitud que ha tenido y que no ha sido compartida por el resto de la OEA en muchos casos".

La senadora expresó que se debe seguir apostando a la negociación de las partes involucradas en Venezuela. "Las verdaderas soluciones vienen de la mano del diálogo; otras alternativas generan mayor confrontación", aseguró Xavier.

Por su parte, el vicepresidente del Frente Amplio (y próximo presidente de la Cámara de Diputados cuando finalice el receso), José Carlos Mahía, indicó que las nuevas expresiones de Almagro no contribuyen a la búsqueda de soluciones en Venezuela. "Eso no quiere decir que Venezuela no esté en graves dificultades institucionales, humanitarias y económicas, pero no estoy en la línea de adjetivar porque creo que eso no contribuye a que las cosas mejoren", dijo.

Por último, el senador Leonardo de León (Lista 711) señaló que "de esta situación se tiene que salir a partir de mecanismos que permitan un diálogo entre los venezolanos" y optó por no hacer comentarios sobre los dichos del secretario general de la OEA.

"Basura" y "dictadorzuelo"
Ya sobre fines de 2015 comenzaron los cortocircuitos entre el presidente Maduro y el secretario general de la OEA. En noviembre fue asesinado el político Luis Manuel Díaz que hacía campaña junto a Tintori. Almagro sostuvo que el asesinato había sido una "herida de muerte a la democracia". Poco tardó la respuesta del presidente venezolano que lo calificó de "basura de la OEA". Y de ahí hacia adelante no pararon.

A mediados del año pasado, los cruces se volvieron más fuertes, Almagro lo consideró un "dictadorzuelo" y no faltó la contestación del mandatario caribeño, quien señaló que el jerarca de la OEA era un traidor desde hacía tiempo y además un agente de la CIA.

Los fuertes cruces no pasaron desapercibidos en el gobierno y en el Frente Amplio. El presidente Tabaré Vázquez discrepó con la intención de Almagro de aplicar la Carta Democrática para Venezuela. Previo a eso, el expresidente José Mujica había dicho: "se acabó, adiós Almagro. Que los venezolanos se arreglen entre ellos ". l

Populares de la sección