En el MPP consideran que fallo que impide a mujer abortar es "totalmente equivocado"

Afirman que jueza hizo primar el derecho a la vida del niño frente al derecho repruductivo de la madre

Luego de conocerse el fallo de la jueza de Mercedes Pura Book, que dispuso que una mujer suspendiera el proceso de interrupción del embarazo ante el reclamo de su pareja, en el Movimiento de Participación Popular (MPP) aseguran que se trata de una interpretación "totalmente equivocada de la ley".

Según explicó a El Observador la abogada y diputada por del MPP, Cecilia Bottino, quien realizó un informe primario sobre el fallo judicial, en la sentencia la jueza realizó una interpretación errónea de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y hace primar el derecho a la vida del niño ante el derecho reproductivo de la madre.

Uno de los argumentos de la jueza, según el fallo al que accedió El Observador, es que la Constitución dispone que "toda persona tiene derecho a la vida" y que "nadie puede ser privado (de ella) arbitrariamente".

Para Bottino, del fallo se desprende que la jueza "hace prevalecer el derecho a nacer del niño", por lo que "hay una interpretación totalmente equivocada de la ley". Bottino, que asesoró legalmente a la bancada del Frente Amplio durante el debate de esa normativa, explicó que al establecer las condiciones en las cuales se puede producir la intervención voluntaria del embarazo lo que se hace es tener en cuenta ambos derechos, el de la vida del niño y el derecho sexual y reproductivo de la madre a interrumpir el embarazo.

La jueza "desconoce, ni siquiera analiza el derecho de la mujer", criticó la diputada.

La ley establece como condiciones que el aborto puede realizarse dentro de las doce semanas de gestación y que previo a ello la mujer debe realizar un proceso en el que se entrevista con un grupo de profesionales y tener cinco días para concluir su decisión.

Otro de los argumentos de la jueza es que la mujer no siguió el procedimiento indicado en el artículo 3 de la ley y que establece que se debe indicar las circunstancias que llevaron a querer interrumpir el embarazo.

Para la diputada del MPP, evaluar si el proceso se cumplió no corresponde a la jueza, sino a los médicos.

Bottino dijo que se debe tener en cuenta que al tratarse de un derecho sexual y reproductivo de la mujer no puede haber influencias de terceros.

El artículo 4 de la ley 18.987 afirma que se debe "garantizar que el proceso de decisión de la mujer permanezca exento de presiones de terceros, sea para continuar o interrumpir el embarazo".

"Acá hay un claro involucramiento de un tercero", señaló Bottino a El Observador. En la discusión de la ley, explicó, se planteó tener en cuenta la visión del padre y que esté su consentimiento, aunque no prosperó ya que de esa manera se limitaría el derecho de la mujer. Dijo que no se debe ver como una ley aislada sino en el marco de la ley de salud sexual y reproductiva.

La diputada manifestó su preocupación por la posibilidad de que haya un pedido de inconstitucionalidad de la ley ante la Suprema Corte de Justicia, luego de que el tema fuera, a su juicio, ampliamente debatido.


Populares de la sección