En la Parrilla de Picos, todo el año es Carnaval

Visitamos la segunda casa de "De Picos Pardos Parrilla", ubicada en el mismo edificio que también alberga al Museo del Carnaval, lindero al Mercado del Puerto

Compartiendo instalaciones con el Museo del Carnaval, se encuentra la segunda casa de De Picos Pardos Parrilla.
Tras una década de éxitos en su primer local de la esquina de Pablo de María y Rodó, este año los propietarios de la firma decidieron abrir su segundo establecimiento en la zona del Mercado del Puerto.

Mientras que al importante galpón del Museo del Carnaval se ingresa desde la Rambla portuaria, el local de “Picos” tiene su puerta por la calle trasera: Piedras.

De Picos Pardos Parrilla ofrece un amplio salón principal, dotado de un escenario y amplificación, pensado para shows en vivo puntuales.
En nuestra visita, animó la velada la Sayago Murga Band, compuesta por exintegrantes de la murga Contrafarsa, en show muy esperado por el público que poblaba las mesas.

Contiguo a este salón principal, se descubren la barra y la parrilla, a la izquierda, y a la derecha, otro salón más pequeño.
Desde este segundo ambiente, se puede ingresar al Museo, de manera gratuita para todos los clientes de la parrilla.

A LA CARTA
De Picos Pardos ofrece una carta típica de parrillada, con cortes tradicionales de novillo, cerdo y pollo sin sorpresas, pero en todos los casos bien elaborados.
Las guarniciones típicas de parrilla, terminan de redondear la oferta.

En nuestra cena pedimos un Chorizo a las brasas y un Provolone.
El chorizo nos gustó mucho. La casa nos sorprendió con un proveedor inusual: La Dolfina, que nos pareció súper recomendable por lo sabroso.
Mientras, el provolone resultó correcto y generoso.

Para beber nos descorcharon uno de los nuevos productos de la bodega Los Cerros de San Juan: el vino tinto de Pinot Noir 2013 de la línea Lahusen, de notable calidad-precio.

Como las entradas nos habían resultado muy abundantes, y los principales que veíamos pasar para las otras mesas muy generosos, optamos por compartir sólo una porción de Asado de Tira a las brasas para los dos, y acompañarla con un Morrón rojo asado relleno.
Resultó ser suficiente, además de muy rica. Sólo un detalle, la carne nos llegó jugosa, cuando la habíamos pedido al punto, en una desinteligencia que, tras aclararla, descubrimos que nació de un error de la moza que comandó equivocada.
El morrón estuvo rico, pero la salsa de queso del relleno nos pareció que podría haber estado mejor.

Para finalizar la cena, compartimos una pequeña porción del clásico y querido salchichón de chocolate.

SOBREMESA
“Picos” –como lo llaman sus clientes más fieles–, nos regala un lugar informal, ideal para compartir una cena con un buen espectáculo musical nocturno, con una parrilla bien llevada para sus propios dueños.
Por los mediodías, el almuerzo puede ser redondeado con una visita al Museo del Carnaval.
Los precios son adecuados, el servicio correcto.

Un dato no menor: quienes visiten el restaurant en automóvil, pueden estacionar sus vehículos de forma segura frente al salón, en la explanada que oficia de tablado en los meses de Carnaval.

MOZO, LA CUENTA
Chorizo: $ 80; Provolone: $ 120; Pinot Noir LCSJ: $ 250; Agua: $ 50; Asado de Tira: $ 250; Morrón relleno: $ 120; Salchichón: $ 70. Total de la mesa para dos: $ 940.
Precio por comensal: 470 pesos.
Cubierto artístico: 200 pesos.

De Picos Pardos Parrilla está ubicado junto al Museo del Carnaval, en Piedras 226 y Maciel.
Atiende todos los días de 12 a 16 horas. Eventualmente, a la noche abre en horario especial, acorde al evento.
Teléfono para reservas o información de eventos futuros: 098 607 475.
Para disfrutar de una galería de fotos de De Picos Pardos Parrilla, y parte del Museo del Carnaval, se puede visitar este enlace.


Comentarios

Acerca del autor