¿En qué invierten las universidades privadas el dinero de las donaciones?

Hasta el 60% de lo recibido es utilizado para financiar becas
Las donaciones recibidas anualmente por las universidades privadas por parte de empresas que, como contraparte, tienen beneficios fiscales, se destinan en su gran mayoría a que los estudiantes que no pueden pagar una carrera parcial o totalmente, vayan gratis o paguen menos. En el caso de la Universidad Católica del Uruguay (UCU), de los US$ 495 mil recibidos el año pasado, 40% se destinó a becas, dijo a El Observador Omar Paganini, vicerrector de Gestión Económica y Desarrollo.
En el caso de la UCU, el dinero es destinado a las becas de mayor valor, es decir aquellas que financian el 100% de las carreras a los estudiantes de acuerdo a su rendimiento académico, y a otras les cubren el 80%, aunque en este caso también toman en cuenta los ingresos del núcleo familiar de quienes solicitan el beneficio.

En la Universidad de Montevideo (UM), 60% del dinero que proviene de las donaciones es para becas, indicó una fuente de esa universidad a El Observador. Al igual que con la UCU, también se trata de beneficios para pagar la totalidad o un porcentaje muy elevado de las carreras. Un número elevado de becas de la Universidad de Montevideo es destinado a la carrera de magisterio, la única privada que hay en el país. Durante 2015, esa universidad privada recibió un total de US$ 439.500, en donaciones, según el valor actual del dólar y tal como consta en el capítulo Donaciones Especiales de la última Rendición de Cuentas.

Por su parte, la Universidad ORT destina el dinero aportado por empresas en su mayoría al Centro de Emprendimientos. Ese centro tiene como objetivo financiar a los estudiantes que quieren abrir sus propias empresas, al fondo de becas y a un proyecto pensado para que personas de niveles socioeconómicos bajos o que viven en situaciones de vulnerabilidad, "puedan estudiar carreras técnicas e insertarse laboralmente", explicó a El Observador Enrique Topolansky, director del centro de Innovación y Emprendimiento de la ORT. Ese último proyecto beneficia a 290 jóvenes. Esa universidad recibió año pasado US$ 372.557 de empresas privadas en donaciones.

En la UM y la Universidad Católica las donaciones se destinan, en segundo lugar, a proyectos de investigación (40% y 30% respectivamente).

El principal donador privado para universidades, ya sea públicas o privadas, fue en 2015 el Banco Santander, con más de US$ 1,2 millones.

De ese monto, más de la mitad (unos US$ 681 mil)tuvo como destino la Universidad de la República, que no se verá afectada por el recorte de los beneficios fiscales a las donaciones.

La ORT recibió durante el año pasado, US$ 372.557 y la empresa que más dinero aportó fue el banco Santander, con casi US$ 170 mil. De hecho, en el caso de las tres universidades –que son las que más donaciones recibieron en 2015 dentro de las privadas– el banco Santander fue una de las empresas que colaboró con más dinero. En la UCU, la mitad de las donaciones recibidas provinieron de ese banco ( US$ 250 mil) y en la UM colaboró con unos US$ 330 mil. Santander fue también la única empresa que dio dinero a la Universidad de la Empresa (UDE) durante 2015 (US$ 83 mil). Zonamerica también colaboró con US$ 30 mil para la UM y US$ 50 mil para la UCU.

En total, los centros de estudios terciarios privados reciben unos US$ 1,4 millones anuales, unos US$ 200 mil menos que lo que percibe la Universidad de la República.

Para Paganini, esa cifra demuestra que "lo que se está discutiendo es un tema muy menor. Este no es el tema de fondo. En vez de empezar a discutir (el tema de las donaciones) se tiene que pensar en buscar una educación para todos", sostuvo el vicerrector de Gestión Económica de la UCU.

Populares de la sección