En un año IMM citó a 222 taxis por circular sin condiciones

Inspectores de tránsito piden que se hagan más controles
Como forma de mejorar el servicio de transporte, la Intendencia de Montevideo pretende realizar un mayor control de las condiciones de los vehículos, que se inspeccionan cada año, pero al que los taxistas muchas veces no se presentan. Así, un 7,4% de los taxis que circulan por la ciudad no cumplen con las condiciones necesarias.

Según datos de la comuna a los que accedió El Observador, entre enero de 2015 y febrero de 2016, la intendencia capitalina citó a 222 taxis –de los 3.000 que circulan en la ciudad– por presentar "condiciones antirreglamentarias", que abarcan desde las malas condiciones de las cubiertas, la falta de cinturón de seguridad hasta la carencia de la documentación necesaria. La mayoría de esas sitaciones se realizaron en julio de 2015, cuando 49 taxis debieron presentarse ante la comuna por no contar con los elementos necesarios. De esos, solo en dos casos se retiró la matrícula. En tanto, entre febrero y marzo de ese mismo año, 73 vehículos con taxímetros también fueron citados, y también fueron dos las chapas retiradas.

En total, en el último año, la comuna retiró 13 matrículas de taxi.

Por otra parte, unas 102 ambulancias fueron también citadas por no contar con condiciones acorde a las normativas. En ese caso, la comuna retiró un total de tres matrículas.

Reclaman más inspección


Para el presidente de Comité de Base de Inspectores de Tránsito, Daniel Siri, hacen falta más inspecciones. Siri denunció que "no se está haciendo casi ningún control" de los vehículos con taxímetro por parte de la intendencia y reclamó mejoras del servicio por parte de la comuna, informó el portal 180.

Los inspectores critican asimismo la "guerra" que inició la comuna contra la multinacional Uber y que se mejore el servicio existente, había manifestado Siri al programa no toquen nada de Océano FM. "No podemos reclamar que Uber nos lesiona en un derecho cuando no estamos haciendo la tarea correcta como administración en la intendencia, cuando no estamos fiscalizando un buen servicio para la población", afirmó Siri.

En tanto, la intendencia presentó hace dos semanas una propuesta a la patronal de taxi y a los trabajadores para comenzar a trabajar en esos aspectos.

Además, pretende aumentar las penas para los taxistas que no se presenten a los controles, lo que podría implicar la suspensión del permiso.

Según había afirmado a El Observador el director de Transporte de la comuna, Máximo Oleaurre, todos los años hay un porcentaje de la flota de taxímetros que "presenta excusas, o posterga, o utiliza distintos artilugios" para evitar las evaluaciones del vehículo, lo que se considera una evasión y es una falta grave.

Populares de la sección