"En Uruguay parecía que este tema no existía"

Entrevista con Lucía Vernazza, Oficial de Planificación y Monitoreo de Unicef Uruguay
Uno de los objetivos sanitarios del Ministerio de Salud Pública para el quinquenio es bajar la cantidad de embarazos adolescentes no deseados. ¿Puede haber una relación entre los porcentajes de embarazo adolescente y el de los matrimonios en menores?

Sin duda debe tener una correlación, pero no estamos en condiciones de decir si la adolescente quedó embarazada y se casó o si se casó y después quedó embarazada. Una de las cosas que se sabe con el matrimonio infantil es que adelanta la edad de inicio sexual y la frecuencia en las relaciones sexuales y eso puede provocar un embarazo.

¿Se ha investigado si en Uruguay, como en otros países, se abandonen los estudios?

Si una joven se casa con 15 años es altamente probable que abandone el liceo, se embarace tempranamente, tiene más probabilidad de sufrir violencia si la edad del marido es mayor. No lo tenemos cuantificado todavía estadísticamente.

A partir de estos datos y conociendo lo que sucede a nivel mundial, ¿qué se puede hacer desde ahora?

Nosotros con esta información tenemos una segunda etapa que es bucear un poco más para ver qué correlaciones encontramos. Este es el primer informe estandarizado, que tiene un formato para poder compararse con otros países, y ahora lo que nosotros tenemos pensado es ver todos los factores que pueden influir. Y vamos a seguir insistiendo en elevar la edad del matrimonio.

En Uruguay parecía que este tema no existía. Donde hay que poner el foco es en ese grupo de adolescentes que se casan con hombres mucho mayores. Es donde tenemos que profundizar, ahí es donde deben estar las mayores vulnerabilidades.

¿Hubo un descuido para llegar a estas cifras?

No se visualizó como tema. Hay mucho en la cultura occidental de que el matrimonio es un factor protector más que de riesgo para las trayectorias de las mujeres. El casarse puede implicar que se tenga que dedicar más a las tareas domésticas y si se dedica más a las tareas domésticas no va a ir al liceo. Al no visualizarse como tema, cuesta subir la edad del matrimonio. No es lo mismo que te cases con tu novio de 17 a que te cases con un hombre 10 años mayor que está en una etapa tan diferente de la vida.

Además de aumentar la edad a 18, ¿qué otras política se pueden tomar?

Lo primero es analizarlo en profundidad. Creo que hay que trabajar en el cambio de pautas culturales atado a lo que tiene que ver con la prevención de violencia, hay que hacer campañas con adolescentes. Lleva tiempo.

¿El matrimonio temprano es una cuestión de género?

Sí, las que salen más afectadas son las mujeres. Hay prevalencia en hombres, pero mucho menor.

Lucía Vernazza -Oficial de Planificación y Monitoreo de Unicef Uruguay
Se graduó como socióloga por la Universidad Católica del Uruguay y es magíster en Desarrollos Humanos. Integra el Observatorio de Derechos del Niño y Adolescente en Uruguay y es la encargada en Unicef de investigación y coordinación de proyectos.

Populares de la sección

Acerca del autor