Energía en Uruguay sigue siendo la más cara, pero se abarata a industria

Precios son competitivos también en el supergás, según SEG Ingeniería
En la comparación con los principales países competidores de la región, Uruguay tiene poco para ofrecer a empresas y consumidores al considerar el conjunto de la canasta de precios energética. Históricamente el país ha sido más caro que Argentina, Brasil y Chile y ese es un elemento que reclaman las empresas para mantener el atractivo del país para la inversión directa. A nivel de los hogares, el costo de la energía pesa en la canasta de consumo y su evolución tiene una fuerte incidencia sobre la inflación.

Según el relevamiento regional que realizaron en junio los técnicos de la consultora SEG Ingeniería, los precios de la energía en Uruguay siguen siendo los más caros de la región en la mayoría de los productos que componen la canasta energética. Sin embargo, en los últimos meses se consagró como uno de los países más baratos donde las empresas consiguen la energía eléctrica y en la compra de supergas.

El informe realizado por la consultora muestra que el precio del megavatio hora (MWh) para una industria de media tensión en Uruguay alcanzó los US$ 116 durante el último mes, mientras que en Chile y Brasil esa misma cantidad de energía se obtenía por US$ 119 y US$ 125, respectivamente.

Si bien el precio de la energía eléctrica para las industrias es más barato en Uruguay que en Chile y Basil, no alcanza a los precios que pagan en Argentina, con un costo de US$ 76 por MWh.

Salvo en Argentina, en Uruguay y en el resto de los países de la región el precio de la energía es mayor para los hogares que para las industrias. Sin embargo, es Uruguay el país donde esa diferencia es más pronunciada.

Cuando se evalúa la tarifa de la energía residencial, el país escala a la posición más cara de la región, con un costo de US$ 250 el MWh. En Chile y Brasil el precio es de US$ 199 y en Argentina se reduce a US$ 71.

En cuanto a la nafta, el ranking cambia sustancialmente. Uruguay se mantiene como el más caro de la región, con un precio de US$ 1,38 por litro de nafta. Considerando un combustible de similares características, en Argetina se adquiere a US$ 1,28, mientras que en Chile y Brasil el precio es el mismo: US$ 1,08. En el caso del gasoil, el ranking es muy similar. En Uruguay cuesta US$ 1,26 y le siguen en precios Argentina (US$ 1,15), Brasil (US$ 0,88) y Chile (US$ 0,64).

El supergas es un componente de la canasta energética en el que los precios mantienen un nivel competitivo. En Uruguay, el kilogramo tiene un costo de US$ 1,14, más barato que en Chile, donde cuesta US$ 1,51, y en Brasil, con un precio de US$ 1,19. Sin embargo, no es más barato que en Argentina, donde un kilogramo de gas GLP (supergas) cuesta US$ 0,62, casi la mitad que en Uruguay.

El posicionamiento a nivel competitivo en materia de supergas no lo tiene en el gas natural residencial (gas por cañería). En este componente de la canasta energética Uruguay es el país más caro, con un costo de US$ 1,45 por metro cúbico, cuando en Brasil cuesta US$ 1,36, en Chile US$ 1,19 y en Argentina, US$ 0,25.

Populares de la sección