Enfermedades por salto en la producción de carne

FAO advirtió que en alguos países no se cumplen las regulaciones sanitarias
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

La FAO advirtió por el resurgimiento o la aparición de enfermedades ligadas a la producción de carne y otros productos de origen animal. El organismo de Naciones Unidas resaltó que el salto en la demanda llevó a un aumento de producción que en algunas zonas no cumplen con las regulaciones sanitarias apropiadas. El alerta se da en momento de un fuerte rebote en los casos de gripe aviar en Asia y Europa así como otras afecciones ligadas a la producción animal.

El foco de los técnicos de la FAO se da en la creciente demanda por proteína animal en el este y sureste de Asia. De acuerdo a las estadísticas de la FAO, en los últimos 50 años el consumo de carne en el este de Asia aumentó más de 500%. A mediados de la década de 1960 el consumo per cápita en esa región era de 8,7 kilos pasando a 50 kilos en 2015. El organismo prevé que hasta mediados de este siglo la demanda per cápita aumentará otro 15%.

"La demanda de más productos cárnicos está llevando a la industria a tener esa oferta lista para ser comprado en los mercados, pero hay riesgos asociados a ello", dijo el director en jefe de veterinaria de la FAO, Juan Lubroth, en una conferencia regional de la organización del Asia y Pacífico.

El especialista indicó que una parte importante del crecimiento en la oferta de animales se ha dado sin regulaciones. Es así que "los sistemas para asegurar la sanidad alimentaria, proteger la salida de humanos y animales junto a la prevención de enfermedades conocidas y otras emergentes no han sido bien direccionados", advirtió. "La debilidad en los sistemas mostró sus consecuencias con la propagación de enfermedades nuevas y ya existentes", dijo.

Más del 70% de todas las enfermedades transmisibles a humanos está relacionada a zoonosis. "En la medida que la producción animal para consumo humano aumenta en el este de Asia también lo hace la amenaza de patógenos emergentes que se pueden dispersar entre las personas y los animales cruzando las fronteras antes que los síntomas comiencen a aparecer", concluyó la FAO

Populares de la sección