Enfermero acusado de asesinar pacientes reclama US$ 1,9 millones

Marcelo Pereira estuvo preso tres años y luego fue absuelto. Ahora presentará cargos por prisión indebida

El enfermero Marcelo Pereira, quien junto a su colega Ariel Acevedo estuvo en prisión tres años imputado por los homicidios de varios pacientes en el Hospital Maciel y La Española hasta que fueron absueltos, presentará una demanda por US$ 1.900.000 contra el Poder Judicial como resarcimiento por la prisión indebida que sufrió entre marzo de 2012 y febrero de 2015, informó este jueves El País.

El reclamo de Pereira se basa en lo que establece el artículo 4º de la ley 15.859, que textualmente dice: "Quien haya sufrido prisión preventiva en un proceso penal sin haber sido en definitiva condenado a pena privativa de libertad por lo menos igual al lapso de prisión preventiva sufrida, tendrá derecho a recibir del Estado la indemnización en dinero de los perjuicios materiales y morales que dicha prisión preventiva –el exceso de ella, en su caso– le hubieren causado".

El abogado Humberto Teske, defensor de Pereira, dijo a El Observador que el reclamo de su cliente será presentado la próxima semana y explicó que la primera etapa implica pedir la instancia de conciliación con la Suprema Corte de Justicia. Según El País, Acevedo, al igual que Pereira, también prepara juicio civil contra el Estado, pero su abogada, Teresa Garrido, se negó a dar información sobre el asunto.

Los enfermeros fueron procesados con prisión el 17 de marzo de 2012, acusados de haber matado, entre ambos, a 15 pacientes de la Asociación Española y del Hospital Maciel. Una tercera enfermera también fue imputada por encubrimeinto.

En febrero de 2015, la jueza Dolores Sánchez entendió que durante el juicio no se reunieron las pruebas necesarias para condenarlos y por eso los absolvió al concluir que habían sido imputados en base a un "rumor". Eso permitió que Pereira y Acevedo fueran excarcelados (la enfermera había obtenido la libertad tiempo antes). En 2012 los tres procesamientos habían sido dispuestos por el juez Rolando Vomero.

La fiscal Mónica Ferrero (que intervino en el expediente tras sus coleas Diego Pérez y Gilberto Rodríguez) apeló la absolución dictada por la jueza Sánchez, pero el Tribunal de Apelaciones Penal de 1º Turno confirmó la sentencia en el pasado mes de mayo y, por ende, exculpó a los enfermeros. El fallo de la sala criticó la variación en los criterios que tuvo el Ministerio Público durante el juicio. Tras analizar el expediente, la fiscal Ferrero decidió no llevar el caso ante la Suprema Corte de Justicia en instancia de casación, y de esa manera se cerró la causa en forma definitiva.


Populares de la sección