Enfocan nueva campaña de MSP contra el dengue en los viajeros

En febrero se esperaba que ingrese por el litoral, pero fue diferente
Los brotes de dengue autóctono que surgieron en Uruguay en febrero generaron desconcierto en las autoridades sanitarias, que tras estudiar los casos concluyeron que estuvieron vinculados a personas que viajaron al exterior. De ellas surgieron los brotes que luego se expandieron en la ciudad -en particular en Pocitos y Malvin- en los primeros casos de dengue autóctono en cien años.

Las autoridades esperaban que el dengue ingresara por el litoral del país, considerada una zona de riesgo, pero lo hizo a través Montevideo. "Contrariamente a lo que uno esperaba, el dengue ingresó por las zonas donde la gente tuvo más posibilidades de hacer viajes a zonas endémicas y la presencia del mosquito en esos lugares hizo que hubiera un brote", dijo a El Observador la subdirectora general de la salud, Raquel Rosa.

Eso llevó a que las autoridades sanitarias decidieran realizar cambios en la campaña contra el dengue para la próxima temporada.

"Vamos a reforzar fundamentalmente los puntos de frontera a través de información", dijo Rosa.En los puntos de entrada y salida al país, tanto aéreos, como terrestres y marítimos, habrá información que busca que las personas conozcan la sintomatología de las tres enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti –dengue, zika y chikungunya- y se les advierta que en caso de padecerla consulten al médico rápidamente. Esto permite hacer el control de los focos antes de que crezcan.

Por otro lado, en convenio con el Ministerio de Turismo, intensificarán el trabajo en los hoteles o lugares donde se hospeda la gente que viaja. Buscan que en todos los lugares donde se alojan las personas que ingresan a Uruguay desde el exterior tengan mosquitero en las ventanas o estas no se puedan abrir.

Por otro lado, buscan que los predios a su alrededor se encuentren libres de criaderos, para evitar la concentración de mosquitos que puedan picar a personas infectadas y provocar un brote.

Consultada la ex directora de epidemiología del MSP sobre las perspectivas para este año, aseguró que Uruguay ha sido "muy atípico" por lo que tienen incertidumbre al respecto.

"Esperábamos una epidemia bastante mayor de la que tuvimos. La gente no se enfermó masivamente. Pero si los viajes aumentan, sin lugar a dudas puede haber un brote mayor al del año pasado", advirtió Rosa.

"Nuestro principal desafío es esta época, que empiezan a aparecer más mosquitos y el riesgo aumenta", dijo.

A ese riesgo se suma que a medida de que se acercan las vacaciones de verano, más uruguayos viajan al exterior. Es por eso que reiteraron las recomendaciones de utilizar repelente y cerrar las ventanas si no tienen mosquitero.

Alertas por zika

A los primeros brotes de dengue autóctono, se sumó la aparición del zika en la región. "Rápidamente copó todo América, con lo cual es de esperar que puedan darse casos de zika", aseguró Rosa. Esa fue una gran diferencia con respecto al dengue, que demoró 20 años entre que ingresó a la región y se dieron los primeros casos en Uruguay.

Se trata de una enfermedad que también es transmitida por el mosquito Aedes aegypti, pero que tiene otras vías de transmisión. Sobre todo si se viaja a zonas epidémicas de zika, las autoridades aseguran que se debe tener la precaución de utilizar métodos de barrera, como los preservativos, al tener relaciones sexuales porque también se transmite a través de las mucosas genitales.

Sin embargo, las autoridades sanitarias enfatizan en que la forma más efectiva de prevención es evitar los recipientes con agua que sirven como criaderos para mosquitos.

Populares de la sección