Entes suben tarifas por arriba de costos para bajar déficit

Al igual que este año, la mejora del resultado fiscal fue la prioridad
No había transcurrido dos horas de conocida la buena noticia de un crecimiento alentador (2%) de la economía en el tercer trimestre y el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, salió a la opinión pública a anunciar un ajuste de tarifas públicas, secundado por el titular de la OPP, Álvaro García, y los presidentes de ANCAP, ANTEL, UTE, OSE y ANP.

Así como ocurrió con el aumento en el precio de los servicios de empresas públicas que aplicó el gobierno al arranque de este año con subas por arriba de las del IPC, el objetivo de reducir el déficit fiscal volvió a primar. Las definiciones de ajustes –que regirán desde enero próximo– pautan un incremento de las tarifas por encima de la evolución de los costos operativos y en línea con la inflación de 8,1% que se registró en los 12 meses a noviembre.

El caso más notorio es UTE. A nivel técnico se considera que con un ajuste menor (del orden del 5%) se podía atender un incremento en sus costos (salarios, dólar, inflación, precio del crudo y costo de abastecimiento de la demanda –CAD–). En este caso el ajuste será del 7,5,%, en línea con lo que habían adelanto en lo previo fuentes del ente a El Observador. Con ese porcentaje, el MEF se asegura que la empresa pueda cumplir con la meta de mejorar en unos US$ 40 millones adicionales su desempeño operativo en 2017.

Desde hace prácticamente dos años, el principal componente de costos para UTE –el CAD– viene mostrando una tendencia a la baja producto de la incorporación de parques eólicos, que el próximo año finalizarán su ejecución. De hecho, la fuerte penetración de esta fuente de generación y el estancamiento del consumo, llevó a que el país cuente con sobrantes de electricidad que está exportando a Argentina y por los cuales también obtiene un rédito económico.

En el caso de ANTEL –que durante los dos anteriores períodos de gobierno mantuvo sin cambio sus tarifas– un ajuste del 8% parecería estar por encima del incremento de sus costos, más si se tiene en cuenta que la empresa realizó un fuerte ajuste en su plan de inversiones, principalmente en lo que tiene que ver con fibra óptica, desde que comenzó el segundo período de gobierno de Tabaré Vázquez.

Por otro lado, ANCAP también subirá en promedio las tarifas de los combustibles 8% a partir del próximo 1° de enero. Astori justificó este aumento por la evolución al alza que se espera para el tipo de cambio y el crudo a futuro. Además, agregó que por factores técnicos se hará una parada de mantenimiento de la refinería en 2017 que "tendrá un costo muy relevante" para el ente "que debe tener en cuenta en esta definición".

La presidenta de ANCAP, Marta Jara, añadió que esa parada demandará US$ 55 millones, además del lucro cesante de US$ 5 por barril de crudo que la empresa no refinará durante un trimestre. Asimismo, indicó que también hay que contemplar el peso de la deuda en dólares que tiene la empresa que le genera "pérdidas" .

"Esta definición debe considerar la situación de cada empresa, sobre todo su salud financiera y económica, pero también de los intereses de la sociedad en su conjunto", dijo Astori. Citó como ejemplo la evolución de la inflación –que acumula seis meses de descenso– pero también "del equilibrio fiscal que es muy importante y es uno de los motivos de trabajo y ocupación de la política económica en las actuales circunstancias".

La excepción

La situación financiera de OSE podría justificar un ajuste por encima de la evolución de la inflación. En esta empresa, el Ejecutivo aplicará un ajuste tarifario de 8,2% que tendrá un "adicional complementario" de 7,3% sobre el cargo fijo de agua según la capacidad instalada medida a través del diámetro de conexión de cada cliente. Astori explicó que este último ajuste viene por lo que en un principio correspondía a una tasa medioambiental que se pensaba poner en práctica a comienzos de este período de gobierno, que por distintas razones no se puso en práctica.

Finalmente, en el caso de la Administración Nacional de Puertos (ANP), no se realizará ningún ajuste porque recientemente se aplicó uno. De todas formas, se acordó hacer un análisis de las tarifas que están vigentes ya que el último estudio se hizo en 1993.

Populares de la sección